*

Online

¿Vale la pena usar un administrador de contraseñas?

Hay una verdad que no puede refutarse: cada vez pasamos más tiempo conectados en línea. Como consecuencia de ello, también tenemos una mayor cantidad de cuentas registradas en diferentes sitios y no es sencillo poder memorizar todas esas claves. Es allí donde los administradores de contraseñas han llegado para solucionar ese problema. Ahora bien, ¿realmente merecen ser usados? En el siguiente artículo te comentamos todo aquello que debes saber para tomar una decisión.

16 de Diciembre 2019
¿Vale la pena usar un administrador de contraseñas?

CONTENIDO EDITORIAL EXTERNO

Durante los primeros años de la era digital, bastaba con recordar una única contraseña. Hoy en día, son tantos los sitios que nos piden tener un usuario y su clave que es difícil acordarse de todas. Más aún si tenemos en cuenta los consejos básicos para tener una contraseña segura online, como el uso de mayúsculas, números y signos de puntuación, además de la regla madre: no repetir la misma clave. Entonces, ¿de qué manera podemos tener toda esa información a mano sin forzar nuestra memoria? La respuesta puede encontrarse en los nuevos administradores de contraseña. Después de todo, internet siempre tiene la solución para los problemas que él mismo genera.

Los gestores de contraseñas se encargan de crear contraseñas de manera aleatoria y, por supuestos, las recuerdan en su base de datos, haciendo el trabajo duro por nosotros. Así entonces, lo único que debemos hacer es recordar la contraseña más importante: la que nos dará acceso a esa información. Para esa clave, es importante aplicar todo lo que hay que tener en cuenta sobre seguridad en línea. Ahora bien, vale la pena preguntarse: ¿vale la pena utilizar un administrador de contraseñas? Alerta de spoiler: sí.

En primer lugar, porque además de generar contraseñas seguras para las diversas cuentas que utilizamos online, estos programas se integran con los navegadores que utilizamos para rellenar de manera automática nuestro usuario y clave, ahorrándonos una gran cantidad de tiempo. Además, para los sitios web que también exigen llenar un formulario, los gestores de contraseñas también pueden autocompletarlos con la información recaudada. En esa misma dirección, también sirven para gestionar otro tipo de información personal, aunque no esté ligada al mundo online.

Tal es el caso de Dashlane, un servicio que guarda las contraseñas de manera cifrada, y podremos acceder a ellas con nuestra clave madre. En ese sentido, hasta ahora es la solución más conveniente que he encontrado para trabajar en diferentes ordenadores debido a mi empleo, sin necesidad de andar rastreando las diferentes claves. Así, pude ahorrar una importante cantidad de tiempo, ganando en productividad y calidad de trabajo. Otra ventaja de este programa, que es sin dudas un rasgo distintivo dentro del gran número de competidores que hay en el mercado, es el de la posibilidad de cambiar múltiples contraseñas a la vez, con un solo clic. Ante ataques informáticos, esta alternativa puede ahorrarnos grandes dolores de cabeza.

Otro rasgo a tener en cuenta a la hora de elegir un gestor de contraseñas es su discreción: su interfaz debe ser sencilla de utilizar, así como tener en cuenta que la información más sensible no debe ser vista por cualquiera que pase cerca de nuestra pantalla. Esto es algo que se debe reconocer desde su instalación: si con apenas un par de clics has logrado resolver todo el proceso y el programa te guía solo, has caído en buenas manos, ya que no suele haber una segunda impresión para la eficiencia. Una vez completado ese primer paso, un buen gestor de contraseñas importará todas las claves guardadas en la máquina para tenerlas en un solo lugar online para ser utilizadas en cualquier momento de manera segura.

También es importante, tal como hemos señalado anteriormente, poseer un espacio para guardar información personal, datos y estadísticas que no estén necesariamente vinculadas al mundo online pero que necesitamos tener a mano por motivos laborales o personales. Un buen gestor de contraseñas te permitirá tener, además, un bloc de notas para tener todos esos escritos sin perder tiempo ni preocuparte.

Como habrás visto, los gestores de contraseñas son más que útiles para los tiempos hiperconectados que vivimos, sobre todo para aquellas personas que también trabajan mayoritariamente frente a una computadora. Confiar en esta herramienta nos quitará un gran peso de encima después de todo..



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas