*

Online

¿Por qué los jóvenes aman el fútbol?

15 de Julio 2019
¿Por qué los jóvenes aman el fútbol?

CONTENIDO ESPECIAL EXTERNO

Si le das a un niño un globo, lo más natural que hará es patearlo lo más posible. El juego de fútbol es el más simple, el más intuitivo y el más querido por los niños de todas las edades. Todo esto también se refleja en los clubes deportivos, por ejemplo, para cada ciudad italiana hay, en promedio, dos equipos de fútbol. Esto hace que la vida sea muy fácil para los niños que desean iniciarse en este deporte, pero hacen que sea aún más difícil avanzar en su carrera, ya que la elección es muy amplia.

El fútbol es el deporte por excelencia, el deporte que une a niños, jóvenes y mayores de todo el mundo bajo la bandera del tifus. El fútbol es un factor social que lleva a muchos entusiastas a dedicar toda su vida a seguir al equipo en el corazón, en su ciudad o en su país. Usted sabe, no hay nada más honorable, hermoso y romántico que ir al fin del mundo solo para cantar su himno, para animar y celebrar con esos 11 hombres que, durante 90 minutos (utilizar un código promocional para apostar en conveniencia), representan todo lo que es su propio mundo.

Trabajo en equipo

Jugar al fútbol, como practicar cualquier otro deporte, ayuda al niño a aprender a relacionarse con lo que es el trabajo en equipo y el trabajo en equipo. Parece trivial, pero según los expertos, el hecho de que los niños se bañen juntos después del juego los hace más unidos, más miembros de la misma familia. Después de todo, ya sabes, la vergüenza de verte desnudo solo desaparece cuando eres un hermano.

El trabajo en equipo es esencial no solo para ganar juegos, sino también para aprender, mañana, a vivir en un entorno grupal. Puede ser la familia, puede ser un hogar compartido con otros amigos o un entorno de trabajo donde se requiera un jefe de equipo y un seguimiento de los empleados. En resumen, el miedo a cometer un error, a equivocarse debe pasar, ya que solo aprendes por error. El fútbol enseña esto; Y lo enseña mientras se divierte.

Ser una familia

Como hemos visto anteriormente, el equipo se convierte en una familia, un núcleo de intercambio y un juego. Es por esta razón que jugar juntos crea, en los jóvenes, un deseo de unión que va más allá del campo de juego. Expertos y sociólogos han estudiado el fenómeno del fútbol y han descubierto que la mayoría de los niños que asisten a un club tienen una mejor oportunidad de integrarse mejor dentro de un grupo de reclutas.

El equipo se convierte, en resumen, en la primera familia no sangrienta con la que el joven ha estado tratando desde que llegó al mundo. Es importante, por lo tanto, que esta experiencia no sea traumática y que no se enfrente a una realidad dura e inmoral. Este es el caso de los entrenadores que no entienden bien su trabajo o que no pueden superar la posibilidad de que su equipo pueda perder o no estar a la altura de sus oponentes.

Una pasión

Lo que los jóvenes necesitan hoy es una pasión. "Cuando me pongo los zapatos de fútbol, todo a mi alrededor se apaga y solo soy yo. Mis compañeros y yo, listos para jugar por esos 90 minutos. 90 minutos durante los cuales puedo ser o soñar con ser quien quiero "estas palabras provienen de un jugador en vigor a un equipo juvenil regional y no de un campeón de la serie máxima.

Es importante darles a los jóvenes una nueva vida, un nuevo deseo, un nuevo deseo de volver a jugar y, sobre todo, involucrarse. Un mensaje fundamental para el desarrollo de deporte español.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas