*

Online

Guía definitiva para comprar en EE.UU. por internet de manera fácil y barata

Siempre es difícil conseguir productos extranjeros en el país. Sin embargo, desde hace un tiempo que existen diferentes trucos y servicios para que todo llegue en tiempo y forma. 06 de Junio 2018
Guía definitiva para comprar en EE.UU. por internet de manera fácil y barata

Comprar en el exterior y que llegue a la Argentina siempre es un problema. Las condiciones aduaneras, los impuestos y la burocracia en general trabajan para que sea o muy caro o muy lento cuando no imposible importar ciertos productos que no se consiguen en el país. Solo por citar un ejemplo, una investigación de INFOTECHNOLOGY encontró que en ciertos productos es más barato ir a EE.UU. a comprarlos que comprarlos en suelo argentino.

Por caso, el iPhone X costaba US$ 1.000 en los Estados Unidos cuando salió, lo que lo convierte en el smarthone de Apple más caro hasta ese momento. Pero comprarlo en Argentina era más caro que ir a buscarlo a su país de origen. En los e-commerce, los precios estaban alrededor de los $ 48.000. Muy alejado a los $ 18.000 que sale si se compra en los Estados Unidos.

 

 

En comparación: si uno viaja a los Estados Unidos hoy, un pasaje ida y vuelta sale $ 15.000. El hotel, por una noche, $ 1.400. Sumemos un muy amable $ 3.000 de gastos (US$ 120 de traslado al y desde el hotel en Uber más almuerzo y cena), los $ 18.000 (US$ 1.000) del iPhone más la franquicia de Aduana de $ 12.600 (US$ 700). Así y todo, la cuenta da $ 45.600. Menos que los $ 48.000 que sale comprarlo acá (queda la ventaja, claro, de que acá se puede adquirir en cuotas). O sea, mejor esperar a viajar, pedírselo a algún pariente o amigo que viaje o esperar a que llegue a Chile (o incluso acá en su versión legal).

 

Las alternativas

Algunas compañías internacionales están implementando soluciones para realizar las compras directamente y que lleguen bien a la Argentina. Ese es el caso de Amazon, el gran jugador del e-commerce global.

Amazon dio un paso más para acercarse a los consumidores locales, aunque con algunas restricciones para el país. Desde ayer, habilitó la opción de "compras internacionales" para el resto de los países de América en los que no tiene operaciones. Eso incluye a todos los países de América del Sur, y también a la Argentina. Con una excepción: mientras que en Chile y Colombia, por ejemplo, permite la opción de pagar con monedas locales, en Argentina el peso fue dejado de lado. Se puede comprar directamente a Amazon US, sí, pero pagando en dólares.

 

No difiere de hacer una compra en China o en Amazon de Europa, como contábamos en estas notas. Pero para activar la opción internnacional dentro de la App de Amazon (la mejor manera de hacerlo es usar la versión para smartphones, y hay versiones para Android y iOS) hay que ir a "Configuración" y allí, en lugar de elegir un país de los posibles, hay que activar la opción "Compras internacionales" para que la plataforma muestre solo los productos que incluyen la posibilidad de envío a la Argentina (algo que ya estaba presente con anterioridad pero que uno debía filtrar ad-hoc o chequear una vez elegido el producto). Luego resta elegir la moneda: si bien el peso argentino no está entre las opciones, cabe recordar que uno luego puede "pesificar" los consumos en moneda estadounidense que se realizan con la tarjeta de crédito.

 

Después, tener en cuenta unos detalles. Si bien la mayoría de los productos son más económicos, los impuestos y las tasas de envío juegan un papel importante en el proceso de "hacer cuentas".

 

 

Para poder comprar el usuario tiene que contar con una clave Fiscal de Nivel 3, que se saca directamente desde el sitio de AFIP una vez que estén cargados los datos biometricos (si no, se puede sacar un turno online y llevando la documentación requerida, se toman los datos en la sucursal asignada de cada usuario). La compra, que tiene una franquicia de US$ 25, puede superar ese monto pero no pasarse de los US$ 1.000. Si supera la franquicia, se tiene que pagar 50% sobre el excedente. Es decir, de un producto de US$ 100, 50% de US$ 75. Además, hay que hacer una declaración jurada en la web de AFIP y ejercer la mesura: los pedidos no pueden superar los 50 kilos, no pueden hacerse más de cinco por año, y en cada uno de ellos, no pueden superarse los tres productos similares.

Si se siguen estos pasos, y dependiendo del producto, se pueden comprar cosas bastante más baratas en la plataforma. Por ejemplo, un simil Chromecast que se usa para convertir cualquier televisor "tonto" en smart, sale en Amazon US$ 30. En MercadoLibre, varía, pero la mayoría no baja de los $1.300. Con impuestos y envío: la mitad. A hacer cuentas que ahora, por lo menos, se puede. Además, se puede pagar en cuotas: en esta nota te contamos cómo aprovechar la financiación "oculta" de las tarjetas de crédito.

 

Por otro lado, para los que viajan seguido, pueden aprovechar para traer las cosas desde ese mismo viaje de una manera efectiva. Para eso se puede pedir que se envíen cosas al hotel donde o bien se hospeda uno mismo o bien algún familiar o amigo. Solo se necesita crear una cuenta en Amazon -o, en el caso de las tiendas Fast Fashion, Forever 21 o Zara- y conocer un par de truquitos.

Conocer los datos - y cláusulas- del hotel lo antes posible

Esto es fácil si nuestro viaje es particular pero si la empresa es la que nos manda a China, es mejor tener la dirección de nuestro hospedaje clara lo antes posible. Es que ahí nos van a llegar las cosas y este dato es el más importante.

Incluir, siempre. Nombre, dirección del hotel, estado o provincia y código postal. También se puede agregar el teléfono ante cualquier inconveniente.

Es importante que el nombre del destinatario del paquete sea el mismo que quien hizo la reserva. Devuelta, si la empresa es la que hizo la reserva, es mejor escribirle una línea al hotel para recheckear que nuestro paquete llegue a buen puerto.

Otra cosa que siempre hay que chequear es la letra chica. La mayoría de los hoteles reciben paquetes pero algunos cobran un fee por paquete que, si son muchos, puede engrosar la cuenta. Generalmente son US$ 10 por paquete pero es mejor averiguar de antemano.

Qué envío elegir

Eso va a depender mucho de  dos cosas. El tiempo anterior al viaje en el que hagan la compra. Y el tiempo de envíos de cada compañía. Best Buy, un retailer que vende electrónica, tiene tiempos de envíos generalmente cortos, de 2 a 3 días para envíos gratuitos. Pero en el caso de Amazon o Forever 21, por ejemplo, los tiempos se alargan. Puede llegar en 4 días o en 10, si se tiene en cuenta el tiempo de embalaje y correo, que son generalmente dos días por encima del periodo que marcan en el que puede llegar el envío.

Si se acuerdan tarde, una buena opción es pagar un poco más para asegurarnos de que el paquete llegue a tiempo. Por ejemplo, casi todos los e-Commerce en Estados Unidos tienen opciones Express o en el día. Pueden llegar a costar entre US$ 20 o US$ 40, así que mejor ahorrarse este paso y comprar con tiempo.

Si se quedan muchos días, pueden especular

Lo bueno de quedarse 15 días en un solo lugar es que se puede realmente especular con los precios que vemos en la calle. Es lo que sucede mucho en paises en los que marketplaces como Amazon o eBay funcionan y muy bien. Sus precios son, generalmente, menores que los del mundo físico y si se quedan muchos días y ven algo que les gusta, siempre es recomendable volver y chequear su precio online.

 

Las empresas que se dedican al tema

En el país, hay más de una empresa que se dedica a facilitar traer cosas desde afuera. Hay diferentes propuestas para esto, algunas de las recomendables son:

 

Buspack


http://www.buspack.com.ar/


Esta empresa argentina aprovecha las bodegas vacías de los micros y las aerolíneas low-cost para hacer envíos puerta a puerta en las zonas norte, cuyo y centro del país. Ahora también trabajan con la plataforma Vtex para que los usuarios puedan seguir el envío en tiempo real.

Grabr


https://grabr.io/


Esta aplicación permite que un comprador se ponga en contacto con una persona en el exterior para que esta le traiga sus comprar cuando viaja al país. La comisión se negocia y ronda entre el 15 y el 20 por ciento del costo final del producto. Luego de que el viajero acepta las condiciones, el cliente compra el producto online y se lo envía.

Tienda Mia


https://tiendamia.com/


Este ecommerce local tiene agrega los catalogos de productos de los principales retails del mundo, incluidos eBay, Amazon y Walmart. Ellos se encargan de calcular el precio real del producto, con sus tasas y comisiones correspondientes para que no haya sorpresas al final del ticket

 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

6 Comentarios

Nihel Masell Reportar Responder

Le respondo al mediocre de abajo. Utilizan afirmaciones contra fácticas para mantener inútiles. Venezuela es un país POBRE. Siempre lo fue. Solo tiene petróleo. Nada más. Estudien un poco.

successful loans Reportar Responder

Frecemos todo tipo de préstamos financieros a una tasa de interés del 3%. Ofrecemos préstamos de € 10,000 a € 100,000,000. Todos los prestatarios interesados deben tener un correo electrónico ahora: sloanslimited@gmail.com

successful loans Reportar Responder

Frecemos todo tipo de préstamos financieros a una tasa de interés del 3%. Ofrecemos préstamos de € 10,000 a € 100,000,000. Todos los prestatarios interesados deben tener un correo electrónico ahora: sloanslimited@gmail.com

Nihel Masell Reportar Responder

Evidentemente se quedaron en otro país. Con el dólar a 26 de Mauricio (camino a 30) estamos condenados a las baratijas de acá. Reitero, para mediocres prefiero a los K.

Fernando Scarlata Reportar

Bueno, como los K tenés en Venezuela, andá para allá que te va a encantar! Los productos Chinos son baratos porque tienen trabajadores esclavos, no compres barato. comprá a nuestros trabajadores que tienen más derechos sociales, y los pagás en el precio

Notas Relacionadas