*

Online

Estos argentinos encontraron "la vuelta" al mayor problema de Mercado Libre, Techint y Loma Negra: facturan $ 60 M

Este argentino encontró una solución de logística que ya usan los grandes como Mercado Libre. De qué se trata y cuál es el negocio. 

09 de Enero 2020
Estos argentinos encontraron "la vuelta" al mayor problema de Mercado Libre, Techint y Loma Negra: facturan $ 60 M

Los cambios tecnológicos han acompañado el crecimiento de las compañías líderes, generando mejoras en sus servicios y brindando herramientas para potenciar la obtención de sus objetivos. Estas evoluciones se han acelerado en las últimas décadas, y en consecuencia, se ha activado la necesidad de adaptación de toda la estructura empresarial.

Así es que otras compañías ofrecen diferentes herramientas desde lo tecnológico que facilitan los cambios en el negocio que, a su vez, mejoran la competitividad o la eficiencia. Dentro de diversas áreas de negocio, como la logística o la industria, diversas empresas están apostando a ofrecer tecnología que potencie los negocios.

Una de esas empresas es Creative Sales. Se trata de una compañía nacida en 2014 que encontró en la tecnología una forma de agregar valor a las cadenas de operación a través de un gadget multiuso pensado para eficientizar todo tipo de procesos. Hoy, lo eligen los grandes players del mercado argentino como Loma Negra, Mercado Libre, Techint, Tenaris o Mercedes Benz.

"La historia comienza a tomar forma en Asunción en el 2014 pero se instituyó en 2017, destino al que viajaba una vez al mes, como responsable comercial de una empresa de software. El vuelo que salía de Aeroparque llegaba los domingos a la noche, y el restaurant de cabecera para esas ocasiones era el del Casino del Hotel Guarani", comenta Marcelo Carreras, quién está a Dirección y las estrategias comerciales en Creative Sales y uno de sus fundadores.

"Algo que me llamó la atención fue que en cada una de las máquinas de slots habían unos botoncitos triangulares. Servían para llamar a la camarera. El botón enviaba un mensaje al reloj de los camareros por radiofrecuencia. Fue como amor a primera vista, pensando en la cantidad de usos posibles que se le podía dar a esto equipos", explica Carreras.

El emprendedor se metió de lleno en el curioso gadget que era comercializado por la empresa MMCall. "Coordine una conferencia con los dueños de la marca y junte exactamente US$ 1.500 para importar unas muestras a través de otra empresa, teniendo en cuenta que yo no tenía empresa, ni permisos de importador, ni nada para poder comenzar formalmente", explica el emprendedor. Aunque, formalmente, la empresa se formó con US$ 8.000

Los equipos, en definitiva, servían para la comunicación instantánea en diferentes áreas de trabajo y el hardware tenía homologación internacional. Sin embargo, había un problema.

Los equipos contaban con un software de configuración muy básico, que no permitía adaptarse a distintas operaciones e industrias, lo que hacía que el hardware sea un “comoditie” sobre el cual había que poner mucho tabajo para lograr un producto con valor agregado. La idea de agregar software de mayor calidad a los dispositivos fue de Guido Barrionuevo, el otro fundador y la "pata" técnica  y operativa de la empresa. 

Lo que importa es lo de adentro

La carencia de los dispositivos que conocieron inicialmente los emprendedores fue convertido en una virtud. La idea era darle valor agregado a cada unidad generando así un producto ligado a la tecnología y a mejores prácticas industriales y de negocio. La primera iteración de estos nuevos dispositivos fue un llamador para logística de camiones.

Los "pagers" de Creative Sales pasaron a tener una pantalla OLED que permitía agregar un pequeño mensaje de texto al igual que transmisores industriales de baja frecuencia para lograr mejor alcance (hasta 1 kilometro).

"Decidí entonces comenzar el desarrollo de  un software de gestión para integrarlo a los pagers y poder abastecer centros logísticos para ordenar el ingreso de camiones al predio, facilitar el proceso llamado de choferes y asignación de docks, y además contar con métricas que permitan medir todas las gestiones, tiempos de espera en playa, tiempo neto de carga y descarga, tiempo total en el predio, etcétera", explica Guido Barrionuevo . Así, el "llamador" se convertía en un dispositivo de Inteligencia de Negocios que permite conocer datos en tiempo real. Cabe agregar que la compañía hoy es socio de MMCall.  Su primer cliente fue una farmaceútica de Zárate, pero luego llegaron otros.

"Axion Energy, Dalban, CCU, Tenaris, Plaza Logística, Mercadolibre… todos con sistemas complejos desarrollados para manejo de almacenes, ruteo inteligente, rastreo GPS, pero ninguno con un sistema homologado que permita gestionar el tráfico interno dentro del centro de distribución", explican desde la empresa.

Así es como el emprendimiento puso el foco en algunos tipos de soluciones de software especificas para distintos verticales.

En el caso de la industria, por ejemplo, la empresa ofrece un gadget de llamado Industrial que apunta a resolver los pedidos desde una máquina o línea de producción. El gadgte tiene unas botoneras con 5 opciones inalámbricas, pegadas sobre cada una de las máquinas, con un display sobre cada uno de ellos que indica a donde llamar si calidad, mantenimiento u otra dependencia. Toda la comunicación es triangulada por un transmisor. 

Esta información se puede usar para generar reportes. Estos pueden ser configurados para llegar de manera automatizada vía mail, con un detalle de todas las gestiones, tiempos de atención, cantidad de incidentes por máquina, entre otros. Mercedes Benz e Interpack (proveedor de McDonald's) son algunos de sus clientes.

Esto es posible gracias a una API que conecta a la solución con las diferentes infraestructura de los clientes. El aplicativo se gestiona a través de un servicio web y corre sobre un browser. "Facilita el compliance, la instalación o desinstalación y agiliza el proceso", explica XXX.

Actualmente, la empresa tiene 34 clientes en el país. Para el próximo año proyectan llegar a 100 operaciones estables con sus clientes. Este año invirtieron $ 8 millones y esperan facturar $ 60 millones para 2020.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas