*

Online

Esta ley incluía vigilancia judicial para todos los celulares (pero no se votó)

Hoy la Legislatura porteña dio marcha atrás con una polémica medida. Las organizaciones  de la sociedad civil, en alerta. Por SEBASTIÁN DE TOMA - 04 de Octubre 2018
Esta ley incluía vigilancia judicial para todos los celulares (pero no se votó)

La Legislatura porteña hoy votó una reforma al Código Procesal Penal. En su versión origianal, el proyecto introducía “medidas especiales de investigación” que desde organizaciones de derechos humanos y de defensa de la privacidad calificaron como “orwelliana”, en referencia a la popular novela de ciencia ficción 1984, escrita por George Orwell y publicada en 1949.

Sin embargo, la noche anterior a la votación el PRO decidió quitar el polémico artículo 118 bis del Expediente 1790, dadas las airadas quejas que llegaron desde espacios cercanos -como Evolución y la Coalición Cívica-, la oposición y organizaciones de la sociedad civil. 

“Ayer por la noche salió un dictamen de comisión en el que se modificaron varios de los artículos cuestionados, en particular el 118 bis que incluía las medidas de vigilancia”, explica Joaquín Caprarulo, coordinador de la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ).

Desde las organizaciones que se ocupan de los derechos humanos y la privacidad de los datos personales consideran este cambio como una victoria. “Del tema de vigilancia electrónica no quedó nada”, subraya Eduardo Ferreyra, analista legislativo de la Asociación por los Derechos Civiles (ADC). “El trabajo de las organizaciones influyó bastante, cuando empezamos a plantear la problemática a los legisladores se les prendió la lamparita, y sirvió mucho el reunirse con asesores de las distintas bancadas.” Fuentes legislativas señalan que, incluso, este artículo provocó "ruidos" hacia adentro del partido oficialista en la Ciudad.  

El texto permitía ingresar de manera remota para vigilar dispositivos como celulares y computadoras a través de la cámara, el micrófono o el GPS. Estas tecnologías permitían registrar, de acuerdo a la Fundación Vía Libre que lidera Beatriz Busaniche, “capturas de pantalla de lo que la persona está viendo, pulsaciones sobre el teclado y lo que escribe (nombres de usuario, contraseñas, historial de navegación) y acceder a todas las comunicaciones (mensajes, correos electrónicos, llamadas)”.

Leandro Halperin, el legislador radical por Evolución, menciona que plantearon las críticas hace un mes pero que el oficialismo porteño decidió hacer oídos sordos. “Son las mismas críticas que hicieron organizaciones como la ACIJ y ADC, entre otras”, declara. Sobre el artículo 118 bis, argumenta que existía una falencia de orden técnico, dado que “ningún derecho es absoluto en nuestra legislación”. Agrega: “Se puede privar de derechos como la libertad o la privacidad pero dicha privación debe estar tipificada claramente, tiene que tener controles y ser llevadas adelantes por personas preparadas. Y la violación del derecho que el Estados produzca tiene que ser proporcional al derecho que se está garantizando: no se puede escuchar las conversaciones de alguien que vende sándwiches en una esquina”.

En tanto, la diputada de la Ciudad y presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, Victoria Montenegro, denunció ayer –antes que se produjera la modificación del proyecto- la imprecisión del proyecto sobre cómo se deberían aplicar estas medidas algo que, puntualizó, “es peligroso para la democracia”.

Además, esta posibilidad de acceso permite “manipular los datos almacenados, adulterarlos o borrarlos sin que queden rastros de la intrusión”. En diálogo con Infotechnology, Busaniche menciona que no habría ni cadena de custodia ni testigos y “serviría para armar causas penales”. Menciona también que el juez podría ordenar la vigilancia de manera secreta, sin informar al vigilado. “Ni siquiera en el orden nacional hay posibilidad de llevar a cabo estas medidas, y es el ámbito en donde se investigan los delitos especiales.” Un adicional era la falta de precisiones sobre el tiempo durante el cual se podía producir la vigilancia y qué se haría con los datos recolectados.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas