*

Online

Es argentino, vive en Suiza y creó una app para ayudar a profesionales a tener trabajo: planea facturar US$ 100.000 en 2020

El proyecto que desarrolló se llama Big Blue Peopley no cobra ningún tipo de comisión a partir de la pandemia. Cómo aprovecharlo.

20 de Mayo 2020
Es argentino, vive en Suiza y creó una app para ayudar a profesionales a tener trabajo: planea facturar US$ 100.000 en 2020

La pandemia global de coronavirus COVID-19 paralizó la economía en todos los países del planeta a raíz de las medidas de aislamiento social y preventivo.

Argentina no fue la excepción y miles de trabajadores sufrieron un brusco recorte de sus ingresos ante la imposibilidad de salir a trabajar de forma normal.

En este contexto, una aplicación desarrollada por un argentino que busca facilitar la reincorporación de profesionales de diferentes áreas al mercado laboral tomó la decisión de no cobrar más comisiones a raíz de la delicada situación.

Se trata de la aplicación Big Blue People, ya disponible para descargar de forma gratuita desde la Play Store (para dispositivos con sistema operativo Android, y la App Store, para terminales con iOS), y computadoras desde la página web (www.bigbluepeople.com.ar).

La aplicación permite ofrecer múltiples servicios de forma rápida y segura. Además, brinda la posibilidad a los clientes de comparar presupuestos y elegir al mejor profesional que atienda a domicilio.

Su fundador y actual CEO es Gustavo Huenelaf, un argentino de 42 años que vive desde hace 4 años en Suiza y que dialogó con Infotechnology para contar su sorprendente historia y la de su empresa.

“Nací en el Bolsón pero a los 17 años me mudé a Buenos Aires, donde viví unos 13 años. Luego de estar en la Armada desde los 17 hasta los 27, pasé a trabajar en el ámbito privado en Epson Mobile”, comentó Huenelaf.

Gustavo Huenelaf, CEO y fundador de Big Blue People

Para el emprendedor, tras recibirse como Contador y luego como Licenciado en Administración en la UBA, el arribo a la empresa multinacional representó un cambio de paradigma.

“Todos habían viajado por el mundo y hablaban inglés mucho mejor que yo, que ni siquiera conocía Chile y Uruguay. Fue entonces que decidí mejorar mi inglés y viajar por el mundo. En 2009 me fui a Irlanda, con los primeros 100 argentinos que pudieron ir a ese país y, pese a la crisis que existía allá, conseguí trabajo en Microsoft”, detalló.

Para poder quedarse tener la autorización de residencia, Huenelaf volvió a estudiar y se recibió de Contador en Irlanda. “Luego de estar tres años en Microsoft, me fui a la farmacéutica Pfizer, de donde allí pasé a su spin off Zoetis, en 2013”, añadió.

Fue en Bélgica donde conoció a Ashley, su jefa por aquel entonces y una persona que ayudaría a terminar de modificar su vida. “Quería conseguir un MBA que me permitiera poder acceder a otro puesto. Ashley había renunciado a la firma y se fue a vivir a los Estados Unidos. La contacté y le comenté mis intenciones. Sin embargo, redobló la apuesta y me ofreció un trabajo en Lucerna, en Suiza. Acepté y me fui. Acá estoy desde hace 4 años”, comentó.

Stanish Pandey, de India, arriba y Erick Escorcia, de
Colombia, las otras grandes claves de Big Blue People

Huenelaf detalló que la idea de crear Big Blue People surgió mientras hacía el MBA, para crecer en la empresa en la cual trabajaba.

Estudié casos exitosos como AiBNB, Uber, y otros casos que no lo fueron. Allí resurgió mi pasión por emprender y quise crear algo que tuviera impacto en la sociedad”, remarcó.

Si bien la idea del proyecto y el capital invertido (unos US$ 250.000 desde el arranque hasta la actualidad) fueron del argentino -US$ 200.000- (y los restantes US$ 50.000 de Beatriz Saldivar, una amiga inversora), Huenelaf decidió sumar a más personas. "Satish Pandey, de India, y Erick Escorcia, de Colombia, al que conocí en Bélgica fueron fundamentales. Erick es Ingeniero en sistemas me pareció buena idea sumarlo. Me apoyé mucho en ellos y realmente acerté. Hoy en el proyecto ya somos 17 personas”, explicó.

El desarrollo completo de la idea demoró casi un año y, en agosto de 2019, Big Blue People se puso en funcionamiento en la Argentina.

“Hoy ya contamos con cuatro desarrolladores de nuestro equipo. Pero antes hubo en el desarrollo ansiedad, sobretodo, al ser primerizo en el área de tecnología”, comentó.

Huenalaf detalló que la app continúa implementando mejoras de forma permanente y adelantó que próximamente, en unos seis o siete meses, utilizarán la misma tecnología react or native, que usan Uber o AirBNB para ser más escalables.

Los requisitos para aprovechar Big Blue People

Creo que en la Argentina los profesionales pueden dividirse en gente de oficio, que no tiene matrícula y en profesionales matriculados. Si por ley no requiere matrícula, la app no se la pide. Pero si esa persona quizá posee un certificado, nosotros le otorgamos una insignia”, precisó.

Los interesados deben bajar la app, crear un perfil con los comprobantes de su profesión (y los seguros correspondientes), subir una foto, incluir el DNI y, por ejemplo, si la persona es enfermera, incluir la matrícula válida.

Para los que nos dan la copia del monotributo, también se le da insignia. Si tienen seguro de responsabilidad civil, también le damos otra insignia. El objetivo es que el profesional que se contrate brinde confianza. Eso hará que el profesional sea nuevamente contratado”, añadió.

En ese sentido, Huenalaf reveló que ya tuvieron unas 3.000 solicitudes de profesionales para ser incorporados a Big Blue People y detalló que hasta el momento fueron aprobadas solo 1.200.

No es un clasificado, queremos brindar un servicio de calidad. Se busca brindar la mayor confianza en la labor de cada trabajador para que el cliente los elija. Además, luego de contratarlos, el usuario puede escribir una reseña que quedará guardado en el perfil”, agregó.

Desde el arranque de la cuarentena, existe un aumento en la demanda, pero también un incremento de la tasa de profesionales que completa la posibilidad de ingresar a la plataforma.

Se sumaron categorías como psicólogos, profesionales de la rehabilitación, pero también hay peluqueros, manicuras, electricistas, etc.

El modelo de negocios

La adopción de canales de atención y venta digitales como los que provee esta app de servicios son fundamentales tanto para abrir nuevas oportunidades de negocio como para comenzar a reorganizar las agendas de los profesionales en pos de la reactivación económica del país.

Desde la apertura de Big Blue People, la app le cobraba a los profesionales una comisión de 13% en caso de que se registrara solo una transacción exitosa dentro de la plataforma. Es decir, que el profesional finalmente cobrara por el servicio prestado.

No obstante, a partir de la pandemia, Huenalaf decidió que esta comisión ya no se cobre por la delicada situación que generó la pandemia.

Queremos tratar de acompañar a la gente para que pueda acceder a esta plataforma y no cobrar una comisión. Que usen la plataforma, que tengan una buena experiencia, y que nos vuelvan a utilizar”, completó.

Sobre la empresa

Big Blue People, permite ofrecer múltiples servicios de forma rápida y segura. Además, brinda la posibilidad a los clientes de comparar presupuestos y elegir al mejor profesional que atienda a domicilio.

En la actualidad, la app cuenta con unos 3 mil usuarios y 1.200 servicios ofrecidos de diversos rubros tales como: masajista, electricista, plomero, cuidado de personas mayores, entre otros. 

Más allá del contexto actual, Big Blue People posee una facturación estimada para 2020 que ronda los US$ 100.000.

"Mi objetivo es empezar a buscar inversores de forma proactiva en el evento llamado Collision, que se realizará de forma remota en junio, en Canadá", completó Huenelaf.



¿Te gustó la nota?

Notas Relacionadas