*

Online

El método secreto "OKR" que hizo de Bill Gates el hombre más rico del mundo

Cómo hacen las grandes organizaciones para poner a todos sus miembros a perseguir los mismos objetivos. 16 de Mayo 2018
El método secreto "OKR" que hizo de Bill Gates el hombre más rico del mundo

Para cualquier emprendedor, la idea de establecer metas parece básico, pero pocos van más allá y comunican abiertamente esos objetivos a sus equipos. Según el presidente del fondo de riesgo Kleiner Perkins Caufield & Byers, John Doerr, hacerlo puede marcar la diferencia y son pocas las que se animan.

“Si vamos a la compañía promedio en los Estados Unidos, la sola idea de hacer que las metas sean transparentes y públicas es revolucionaria”, explicó Doerr al ser entrevistado por el medio especializado Recode.

Según el experto, algunos de nuestros líderes y grandes instituciones nos están fallando y muchas veces eso es porque eligen los objetivos equivocados. Un claro ejemplo de la industria tecnológica es cuando los CEO transforman sus negocios en cultos de la personalidad.

“Es muy difícil gestionar una compañía si no tenés objetivos claros, medís tu progreso, lo compartís con el resto del equipo y conseguís que todos se organicen para trabajar en ellos”, advirtió el inversor.

Para resolver el problema, Doerr propone una estrategia llamada Objetivos y Resultados Clave (OKR por sus siglas en inglés). Estos son la respuesta a las preguntas: qué quiero lograr y cómo voy a hacerlo. Qué y cómo. “El ‘qué’ debe ser algo significativo, concreto, orientado a las acciones y motivador. Los resultados clave, por su parte, estratégicos, temporales, agresivos, realísticos y lo más importante: mensurables y verificables”, indicó. La elección de estos determina la dirección hacia la cual trabajan los equipos.

No hay nada especial en Silicon Valley que asegure buenos líderes, si no prestan atención a sus objetivos, van a fracasar”, señaló. Son las metodologías las que hacen que una organización sea exitosa. “Este sistema hace que los equipos funcionen mejor y funciona también en fundaciones sin fines de lucro, como la de Bill y Melinda Gates”, destaca Doerr. Cuando Bill Gates lanzó su fundación, él seguía siendo presidente de Microsoft y allí usaban esta metodología para detectar problemas lo antes posible en la empresa. Debido a sus resultados, lo implementó en la fundación.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas