Online

Cómo seguir trayendo libros de afuera a pesar del "cepo": envío puerta a puerta y sin impuestos

Cómo es la nueva normativa para la importación de libros y cómo se puede seguir pidiendo afuera.

01 de Septiembre 2020
Cómo seguir trayendo libros de afuera a pesar del "cepo": envío puerta a puerta y sin impuestos

A través de la Resolución 253/2020 del Ministerio de Desarrollo Productivo publicada este lunes 31 de agosto en el Boletín Oficial se restable el cepo al ingreso de literatura del exterior que se había establecido en el 2010 mediante una medida impuesta por el entonces secretario de Comercio, Guillermo Moreno. En aquel momento, se justificó la decisión aduciendo a una causa ambiental vinculada al nivel de plomo que supuestamente contenían libros y revistas extranjeras, a menos que se tratara de pequeñas partidas, aprobadas por el organismo. Durante la gestión anterior, la norma había exeptuado a los libros de la carga impositiva y no pagaban impuestos de ningún tipo para la importación.

La medida recuerda a una similar de 2012, bajo la resolución N° 453, que “estableció un régimen de certificación obligatoria para definir los mecanismos tendientes a eliminar los peligros derivados del uso de tintas con alto contenido de plomo en productos gráficos que fue modificada mediante las Resoluciones Nros. 1 de fecha 5 de enero de 2016 y 332 de fecha 10 de noviembre del 2016, sobre un amplio conjunto de productos, entre los que se encuentran los libros, álbumes o libros de estampas y cuadernos para dibujar o colorear (para niños)”.

“Por ello, se entiende necesario proceder a la suspensión de los efectos de las Resoluciones N° 1/16 y 332/16, ambas de la ex Secretaría de Comercio, respecto de las posiciones arancelarias 4901 - libros, folletos e impresos similares, incluso en hojas sueltas y 49.03.00.00 - álbumes o libros de estampas y cuadernos para dibujar o colorear, para niños, a los fines de incorporar las mismas al Régimen establecido en las Resoluciones Nros. 453/10 y 685/15 de la Secretaría de Comercio”, según la letra de la ley.

Las diferentes cámaras y asociaciones relacionadas a la industria del libro mantuvieron declaraciones cruzadas. Algunas entidades aseguran que la propuesta del gobierno busca simplemente cerrar una nueva canilla de dolares, mientras que otros aseguran que el foco está puesto en proteger y promover la industria local.

Mirá también

La era de redes 5G se acerca a través del código abierto

Que las redes 5G, y su impacto positivo para la gente y las industrias, sea una realidad requiere de la convergencia de diferentes tecnologías. Kubernetes y edge computing son soluciones claves para que la nueva era de conectividad despegue en la región.

¿Se puede seguir comprando libros?

La resolución generó ciertas dudas en el mercado, ya que varios consumidores pensaron que sería imposible traer libros al país bajo ningun motivo. Según FAIGA, federación integrado por UGAR (Unión Gráfica Argentina Regional) y UGAS (Unión Gráfica Argentina Sectorial) aseguran que es posible traer libros de afuera sin problemas hasta la cantidad de 500 mensuales. "Cuando se trata de cantidades cuantiosas como en cualquier parte del mundo, no solamente de un libro, sobre cualquier sustrato impreso las tintas no es más plomo, se llama metales pesados y es una medida medioambientalista que no solamente tiene que cumplir el que importa, sino también el que está aquí adentro”, explicó el titular de la organización a medios radiales.

Desde la cartera de Matías Kulfas, aseguran que quedan exceptuados de la certificación - por resolución 26/12 – los libros de pequeñas tiradas, menores a 500 ejemplares por mes y, por ejemplo, para colecciones pequeñas o libros científicos. Es decir que aún sería posible para un comprador minorista acceder a los libros directamente. La razón sería que, según aduce la letra oficial, estas partidas pequeñas no significan un riesgo sanitario ni medioambiental para las importaciones.

Esto, en teoría, permitiría que los argentinos puedan seguir importando algunos tipos de libros. Por caso, el sitio BookDepository (propiedad de Amazon) parece seguir envíando a la Argentina sin problemas. Este sitio es uno de los más populares en el país ya que permite envíos directos a la puerta del hogar, pago en pesos y sin impuesto PAÍS.

Otro sitio que podría funcionar para traer libros de afuera es BuscaLibre. Aunque no tan confiable como BookDepository; sigue funcionando y por el momento no debería haber problemas para partidas chicas.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas