*

Online

Cayó la "banda de los cajeros": usan pitutos para falsificar tarjetas y te vacían la cuenta

Revelan detalles de una organización criminal rumana dedicada al skimming que opera desde hace varios años en las costas del caribe mexicano y que ha robado más de mil millones de dólares.

22 de Junio 2020
Cayó la "banda de los cajeros": usan pitutos para falsificar tarjetas y te vacían la cuenta

La semana pasada se conocieron detalles sobre una organización criminal de origen rumano que opera en México y que se dedica al skimming; el fraude en cajeros automáticos (ATMs) mediante el cual los criminales clonan la tarjeta de crédito o débito de sus víctimas al copiar la banda magnética luego de introducir su tarjeta en un cajero adulterado. Una vez que copian los datos de la tarjeta roban dinero o realizar compras online.

Aprendieron todo lo que pudieron sobre tecnología bancaria, construyeron un negocio de cajeros automáticos y pronto operaban en Europa, Asia y América. Invirtieron sus ganancias en nuevas tecnologías y en mano de obra cualificada, además contrataron ingenieros inteligentes del sector tecnológico rumano, en pleno crecimiento. Compraron máquinas chinas, les incorporaron un software propio, dispositivos de Bluetooth y, rápidamente, ya controlaban más de 100 cajeros en varias de las principales zonas turísticas de México. Invirtieron sus enormes ganancias en lujosos bienes alrededor del mundo.

Eran skimmers, gente que roba información de tarjetas bancarias insertando dispositivos o software ilegales en los cajeros automáticos. Su líder no era un CEO, era una figura del mundo criminal apodada El Tiburón. Y cuánto más grande era su negocio, más crímenes tenían que cometer para que siguiera creciendo: lavado de dinero, intimidación, soborno, e incluso, presuntamente, asesinato.

Hoy, según la policía y exintegrantes de la banda, son uno de los mayores grupos criminales de skimming del mundo pues controlan cerca del 10% de un mercado global de 2,000 millones de dólares.

El Proyecto de Reportería sobre Crimen Organizado y Corrupción (OCCRP, por su sigla en inglés) y sus socios Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad y Quinto Elemento Lab revisaron miles de documentos, entrevistaron a personas en tres continentes, rastrearon redes sociales y ordenaron, con piezas dispersas por todo el mundo, un rompecabezas sobre la delincuencia transnacional.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas