Online

Alerta mundial por nuevo síntoma el coronavirus: está en los pies, es común y te ayuda a detectarlo

La alarma la realizaron especialistas de un instituto de dermatología y pediatría italiano. ¿Cuáles son los síntomas y quiénes afectan?

20 de Abril 2020
Alerta mundial por nuevo síntoma el coronavirus: está en los pies, es común y te ayuda a detectarlo

La pandemia mundial de coronavirus COVID genera que especialistas de la salud descubran nuevos síntomas de la enfermedad mientras trabajan a contra reloj en busca de la vacuna.

En esta ocasión especialistas de una institución de dermatología pediátrica ubicada en Bari, en Italia, encontraran nuevas "leves manifestaciones" de virus en los pies de pacientes chicos y adolescentes.

El usuario de Twitter Luciano Sposato (@SposatoL) adjuntó el informe realizado por los especialistas en un posteo y consiguió una rápida repercusión a partir de las impresionantes imágenes que posee.

“Si está tratando a pacientes con síndromes coronarios agudos o accidentes cerebrovasculares agudos en el departamento de urgencias, puede que quiera buscar rápidamente los dedos de los pies y de las manos con COVID, una pista que indica una posible infección por COVID-19 y la necesidad de mejorar el EPP y las precauciones”, publicó Sposato.

Dentro del informe, los especialistas coincidieron que “las manifestaciones aquí descritas son probablemente la expresión de formas leves de COVID-19 en niños y adolescentes”.

El trabajo remarcó que “40 días después del primer caso autóctono de COVID-19 reportado en Italia, observamos una ‘epidemia’ de lesiones vasculíticas agudas y autocurativas de las manos y los pies en niños y adolescentes asintomáticos”.

“Estas lesiones constituyeron una novedad que nos llevó a establecer un vínculo con la otra novedad mucho más severa, es decir, COVID-19, que también ocurrió casi simultáneamente”, detalla el informe.

Según el relevamiento, “esta vasculitis no es la única manifestación cutánea en el momento de la COVID-19, ya que se han descrito varios tipos de sarpullido y urticaria”.

“A diferencia de estas últimas, sin embargo, es muy característico y nunca observado en el pasado; por lo tanto, puede ser un marcador para las investigaciones epidemiológicas”, resaltaron los especialistas.

Aquí describimos esta nueva piel y discutimos el diagnóstico diferencial desde un punto de vista clínico, el único posible actualmente en el período de emergencia sanitaria en nuestro distrito”, explicaron los profesionales de Bari.

“La historia familiar destaca un hecho importante: en el 10% de los casos vemos las mismas manifestaciones cutáneas en los hermanos, simultáneamente o a una distancia de una semana aproximadamente, mientras que no las hemos visto en los padres, incluso cuando estos últimos informaron contactos sospechosos, fueron infectados o han tenido un COVID-19 completo”, resaltaron.

Además, destacaron que “la historia personal es característica: estamos tratando con niños y adolescentes sanos que nunca sufrieron de acrorhigosis, acrocianosis, sabañones o vasculitis y que no tienen otros problemas además de las manifestaciones cutáneas”.

Es decir, según los especialistas, estas lesiones cutáneas surgen “en pleno bienestar, raramente unos días después de los síntomas leves de la gripe”.

Los síntomas informados por los pacientes fueron importantes y se caracterizaron por el prurito, el ardor, la dificultad en las articulaciones movimientos cuando las manos están afectadas, más frecuentemente dolor cuando los pies están afectados.

Las manifestaciones clínicas que afectan a los pies y/o manos, más frecuentemente una u otra en forma aislada, son multifocales y a menudo asimétrico, apareciendo unos pocos a la vez en 2-3 días, y luego experimentando una evolución diferente del eritema inicial (Fig. 1) a la infiltración o exudación o equimosis (Fig. 2, el mismo paciente de la Fig. 1 después de 4 días), y eventualmente a la autocuración en 12-20 días”, detallaron junto a las fotos que pueden observarse debajo.

A nivel de los pies, además de ser más frecuentes, las lesiones son más severas, evolucionando más a menudo hacia infiltración, formación de ampollas, moretones y necrosis superficial”, agregaron.  

El informe destacó que “los dedos de los pies, el talón y la superficie plantar están afectados; estos lugares no suelen verse afectados simultáneamente”.

En lo que respecta a los dedos del pie, las lesiones prevalecen en algunos de ellos, a menudo sin que se interpongan otras, afectando a veces a todo el dedo y terminando bruscamente a nivel de los metatarso-falángicos o, otras veces, siendo redondeadas, lesiones de unos pocos milímetros de tamaño; a nivel del talón las lesiones son más a menudo múltiples, cercanas juntas, de unos pocos milímetros, equimóticas (Fig. 5) o superficialmente necróticas (Fig. 6); a nivel plantar, las lesiones son más a menudo tosca, equimótica e infiltrada (Fig. 7, 8). A nivel de las manos prevalecen las lesiones eritematosas (Fig. 9), eritematosas-violetas o eritematosas-infiltradas (Fig. 10)”, detallaron en otro apartado.

Según los profesionales, “las lesiones aquí descritas no corresponden a ninguna enfermedad conocida; en algunos casos recuerdan y deben diferenciarse de los sabañones, la acrocianosis, las lesiones isquémicas de la sepsis meningocócica o la deficiencia de proteína C, la dermatomiositis, el lupus eritematoso de los sabañones, el síndrome de anticuerpos antifosfolípidos, el edema hemorrágico agudo de la infancia y la vasculitis, como la enfermedad de Schoenlein-Henock”.

La perniosis es la condición más similar a las lesiones aquí descritas; sin embargo, se destaca porque es está vinculada al frío y se produce en adolescentes que tienen estigmas particulares como la acrorhigosis y la acrocianosis”, explicaron.

Los especialistas precisaron en el trabajo que “la acrocianosis no tiene un curso agudo y no está asociada con la infiltración, la equimosis y la exudación manifestaciones; también afecta a las manos y los pies de manera generalizada”. “La deficiencia de proteína C se produce en las primeras etapas de vida y se caracteriza por importantes lesiones necróticas”, añadieron.

La sepsis meningocócica se acompaña de síntomas generales y presenta graves lesiones gangrenadas. Las lesiones de las manos pueden recordar a las de la dermatomiositis, pero faltan los otros signos cutáneos, musculares y de laboratorio de la enfermedad; lo mismo ocurre con el lupus de la sabanilla eritematoso y el síndrome de anticuerpos antifosfolípidos que se caracterizan por alteraciones específicas de laboratorio”, explicaron.

Los especialistas consideraron que “en los dos primeros años de vida, el diagnóstico diferencial debe hacerse a partir de un edema hemorrágico de la infancia”. “Sin embargo, esta última tiene lesiones también fuera de las manos y los pies”, expusieron.

Describieron que “la enfermedad de Schoenlein-Henoch afecta a la piernas con más frecuencia que los pies y, sin embargo, se asocia con otros síntomas articulares, abdominales y renales”.

“En la literatura hay algunos trabajos recientes que hablan de lesiones isquémicas y equimóticas de los dedos y más frecuentemente de los dedos de los pies, en pacientes que sufren de formas muy severas, a menudo letales, de COVID-19 (1, 3, 4) y afirman que esas manifestaciones son una expresión de los trastornos de la coagulación”, sostuvieron.

Las manifestaciones aquí descritas son probablemente sea la expresión de formas leves de COVID-19 en niños y adolescentes”, completaron.

El informe publicado por Sposato lleva las firmas de Mazzotta F., Troccoli T., Bonifazi E., de Dermatologia Pediatrica, Bari, Italia.



¿Te gustó la nota?

Notas Relacionadas