*

Online

Acá, el BCRA las impulsa pero en Europa les tienen miedo: qué pasa con las tarjetas

En Suecia estalló la guerra contra los pagos electrónicos. Una parte cada vez mayor de la población teme que desechar el dinero en efectivo sea un error. 11 de Mayo 2018
Acá, el BCRA las impulsa pero en Europa les tienen miedo: qué pasa con las tarjetas

Suecia está muy cerca de convertirse en un país sin dinero en efectivo. El gobierno continúa impulsando su plan para crear una economía completamente digital, pero una parte cada vez más grande de la población está poniendo en duda las ventajas de la desaparición de los billetes y las monedas.

Actualmente la mayoría de los consumidores se maneja de forma 100 por ciento digital y los negocios están comenzando a rechazar el dinero en efectivo debido a los costos y los riesgos que involucra. Si alguien quiere comprar un café, debe pagarlo con tarjeta y la mayoría de los bancos deshabilitó las extracciones. Según el Riksbank, el banco central sueco, las transacciones en efectivo cayeron de un 40 por ciento en 2010 a tan solo 15 por ciento en abril de este año. Mientras que en la Argentina las críticas van contra el “solo efectivo”, Suecia quedó del otro lado del espectro y las quejas son hacia la modalidad “solo tarjeta”.

Christian Engström, un ex miembro del parlamento europeo por el Partido Pirata sueco, explica que tuvieron “buenos gobiernos” durante los pasados 100 años y que eso hace que sea complicado hacerle entender a los ciudadanos que no es posible confiarle todo al gobierno, todo el tiempo. “En Suecia es difícil conseguir que la gente se movilice”, explicó en una entrevista con el medio británico The Guardian.

Ya por febrero, el director del Riksbank, Stefan Ingves, alertó que pronto el país estará enfrentando una situación donde todos los medios de pagos sean controlados por empresas privadas. Para evitarlo, pidió que se elaboren nuevas leyes que aseguren el control público sobre los sistemas de pago, a los cuales definió como un “bien colectivo” e hizo una comparación con el sistema judicial. “La mayoría de los ciudadanos se sentiría incómodo al entregarle otras funciones sociales a empresas privadas”, dijo el funcionario.

A partir del anuncio de Ingves, otras voces están tomando protagonismo. Kontantupproret o la “Rebelión del Efectivo”, en español, es un grupo liderado por Björn Eriksson, un ex comisionado de la Policía de 72 años, que plantea que tener un sistema completamente digital deja al país vulnerable ante distintas clases de ataques, principalmente informáticos, que de ser exitosos podrían “apagar” gran parte de la economía.

La comunidad de ciberseguridad también se hizo escuchar y volvió a explicar lo que parece obvio pero sigue sin quedar claro: todos los sistemas de base tecnológica pueden tener errores y ser explotados para cometer fraudes. Matías Skarec, un consultor de seguridad de 29 años, explicó que por ahora Suecia tuvo suerte y quienes saben cómo hackearlos están “del lado del bien”. Aún así, algunos estafadores ya encontraron cómo aprovechar las fallas y hacerse de grandes sumas de dinero, incluyendo jubilaciones y pensiones.

Por su parte, los bancos reconocen que los pagos digitales pueden ser vulnerables, pero señalan que con el efectivo sucede lo mismo. Según Per Ekwall, vocero del sistema de pagos Swish, hay personas queriendo explotar los sistemas digitales, pero no más que aquellos queriendo aprovecharse de otros métodos de pago.

Una encuesta de opinión realizada este mes en Suecia, reveló que siete de cada diez personas quiere mantener la opción de usar efectivo y solo el 25 por ciento respondió que quiere una sociedad sin dinero en efectivo.

Si bien algunos proponen que el estado ofrezca más capacitaciones sobre el uso de herramientas digitales, los especialistas, entre ellos la comunidad de seguridad, cree que el problema va más allá de la inclusión. Para el Partido Pirata, quién controla los servidores de las tarjetas de crédito, controla Suecia.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

1 Comentario

Eduardo Quinteros Reportar Responder

Es gracioso como un ejecutivo de Mercado Pago da cátedra cómo usando su empresa habria menos evasión , cuando ni pagando con tarjeta por Mercado Pago algunos vendedores de Maercado Libre te dan factura

Notas Relacionadas