Negocios

Martín Cricco, de Alcatel: “Este va a ser el peor año de venta de celulares de Tierra del Fuego”

Desabastecimiento de celulares en Tierra del Fuego: cuál es la visión a futuro del director comercial de Alcatel. 

Por Carlos Altea - 25 de Agosto 2020
Martín Cricco, de Alcatel: “Este va a ser el peor año de venta de celulares de Tierra del Fuego”

La pandemia global de coronavirus COVID-19 puso en jaque a miles de empresas alrededor del planeta, que rápidamente debieron agudizar su ingenio para lanzar nuevos servicios y productos que le permitieran evitar resignar el mayor porcentaje posible de sus recursos.

En ese contexto, muchas otras empresas debieron repensar rápidamente su modelo de negocios para intentar perder lo menos posible. En la Argentina, los fabricantes de dispositivos tecnológicos sufrieron además un imprevisto impensado: el cierre durante dos meses de las fábricas ubicadas en Tierra del Fuego.

El inicio de la cuarentena generó en las primeras semanas una demanda exponencial de notebooks y dispositivos celulares para poder estar conectados y trabajar de la mejor forma posible en la nueva normalidad.

Los stocks hicieron frente a la demanda pero no fueron suficientes. Se generó un pequeño desabastecimiento en líneas puntuales de productos y los celulares fueron uno de los más castigados. La  reglamentación A7030 dispuesta por el Banco Central y luego complementada por la B12020, complicó aún más la situación al establecer que los importadores no debían tener reservas de pesos en el extranjero, no deben realizar operaciones de dólar de con contado con liquidación (CCL); y sobretodo, para acceder al dólar MULC, los pagos debían ser iguales a las operaciones realizadas. Es decir, la situación de los fabricantes locales se complejizó aún más.

Pese a este contexto, Martín Cricco, director Comercial de Alcatel, optó por ver el “vaso medio lleno” y resaltó el buen andar de la firma, pese a que la actualidad dista de ser la mejor. “Nuestra actualidad está bien, es buena. Hay restricciones pero queremos ver el lado positivo. Y lo cierto es que estamos vendiendo todos los productos que llegan al mercado”, precisó el ejecutivo. En los últimos meses, la firma decidió dar un vuelco absoluto e ir en busca del público adolescente.

Martín Cricco, director Comercial de Alcatel.

La estrategia le dio buenos dividendos tras el lanzamiento del Alcatel 1VPlus, ya que contó con una muy buena repercusión en las redes sociales. “Nuestro próximo lanzamiento será a principio o fines de septiembre. Se tratará de un equipo de gama alta, que incluirá 4 cámaras y un sensor principal de 48 megapíxeles, entre otras características”, adelantó Cricco.

Estimó que “más allá de la crisis, decir que estamos bien no es políticamente correcto, porque muchos vendedores entonces dirán ‘bueno, mándame teléfonos’. Pero lo cierto es que tenemos la planta bien, los protocolos están funcionando y no tenemos casos propios de trabajadores a los que les haya dado positivo la prueba de coronavirus.  Por eso, decimos que estamos bien dentro de la malaria general”, añadió.

"Tuvimos limitaciones de cantidad de líneas de producción en un principio. Pero la realidad es que en Tierra del Fuego están bastante bien ahora las cosas. Lo que pasa es que existen un montón de restricciones. El Banco Central tiene un montón de posibilidad de tener divisas. Eso complica un poco el panorama. Pero los teléfonos, los aires acondicionados y los televisores se están haciendo. Además, el acuerdo entre los trabajadores y la UOM se terminó por cerrar.

No obstante, lo cierto es que el presupuesto de ventas realizado en septiembre pasado, ya no se considera. No es el año que queríamos que fuera, pero así tocó. Nos tiraron adentro de un pote de dulce de leche y estamos remando. Porque más allá de todo, lanzamos el producto que queríamos, la marca se encuentra metida y muy bien posicionada dentro de las redes sociales, las políticas de marketing ligadas a buscar a un consumidor más joven están funcionando.

Ya tenemos una cuenta propia de TikTok que le está yendo muy bien, organizamos dos copas de Free Fire (el juego furor entre los más chicos). La idea era facturar un poco más, pero no fue posible por el contexto que golpeó a todos. La reglamentación A7030 dispuesta por el Banco Central, nos complicó como a todos los demás, pero lo fuimos resolviendo.

Se trata de una resolución complicada porque la idea es que no se compren cosas en el exterior. El problema surge en que sino tenés los insumos no podés fabricar. Pero lo más complicado es que no es un tema que se pueda solucionar. Todo el tiempo habrá una restricción nueva. Es un tema a resolver con el tiempo.

Para contestarlo con números. Durante el primer semestre del año se importó a la isla (Tierra del Fuego) el 50% de los que se importó el año pasado en ese mismo período. Es decir, insumos para hacer cerca de 1.800.000 dispositivos, en lugar de los 3.500.000 fabricados en 2019. Ya en el segundo semestre las cosas deberían ser un poco mejor, siempre y cuando las fábricas funcionen con normalidad ya que en el primer trimestre estuvieron cerradas dos meses. Entonces, en caso de que esto suceda vas a tener unos 3.500.000 de dispositivos.

Esto permitiría finalizar 2020 con un total de entre 5.000.000 y 6.000.0000. El año pasado, que fue muy malo para la industria, se fabricaron unos 7.000.000. Con lo cual, en caso de hacer 5.000.000 hablaría a las claras de lo lejos que aún se está de volver a un nivel de producción que ronde los 10.000.000 de unidades, una cifra que estaría medianamente acorde a los números que las empresas deseamos.

¿Si puede haber una desabastecimiento en el segundo semestre? Hay un montón de restricciones y reglamentaciones. La oferta cayó mucho, pero también la demanda. Según los estudios, bajó entre 7 o 10 puntos el PBI. Pero proporcionalmente cayó más la oferta que la demanda. No obstante, todo el contexto terminará de definirse cuando las fábricas empiecen a producir al 100%. Allí se verá donde en realidad estamos parados.

El post pandemia nos va a agarrar bien parados. Vamos a seguir acompañando al desarrollo de la industria local. Abrirán los negocios en el AMBA y la gente tendrá más acceso a los electrodomésticos y teléfonos. La gran pregunta es cómo va a terminar esta relación entre la oferta y la demanda. Y si la demanda cayó mucho, hay que ver cómo queda posicionada la oferta y salir a enfrentar esta demanda caída. En tanto, si la demanda está estable, podremos vender.

No veo un problema de acá a fines de año. Por ahora somos la tercera marca con mayor market share del país. Buscamos consolidar esa posición. Nuestro objetivo era duplicar nuestra participación en este año. Pero hoy eso ya no depende del mercado, sino del ritmo de producción de la planta donde se fabrican los equipos. Por eso, esos objetivos quedaron muy desdibujados con la pandemia. Hoy todo pasa por sostener la producción, el empleo. Se transformaron en objetivos más humanos. Hoy ya no es sólo facturar, facturar y facturar. Lo importante ahora es que la planta siga bien.

Cuidar a los nuestros y cuidarnos. Ver la forma en cómo protegemos a nuestros trabajadores, y qué mecanismos implementamos, por ejemplo, para las personas que se encargan de escanear los cheques y deben dirigirse a determinado lugar. Qué medio de transporte utilizará y cómo lo cuidamos de la mejor manera".



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas