*

Negocios

Los gerentes generales se robotizan: 69% de su trabajo se automarizaría en 4 años

La información se desprende de un informe de Gartner que, estima, la carga de trabajo más pesada de los directivos va a ser absorbida por inteligencia artificial.

28 de Enero 2020
Los gerentes generales se robotizan: 69% de su trabajo se automarizaría en 4 años

La automatización y las soluciones de inteligencia artificial están llegando, ahora también, a los puestos más altos en la pirámide organizacional. Así lo plantea un informe de la consultora especializada Gartner que estima que, dentro de cuatro años, ya 69% de las tareas diarias de un gerente general podrán ser reemplazadas por soluciones que se valen de inteligencia artificial para funcionar, un dato clave al pensar a las organizaciones del futuro. 

Las nuevas soluciones de IT ya no se centrarán en automatizar tareas manuales básicas, generalmente utilizando robots industriales para reemplazar tareas de obrero, sino que permitirán a los altos ejecutivos deshacerse de trabajos rutinarios para concentrarse 100% en el negocio.  “El rol del gerente se va a transformar completamente de acá a 2024. Hoy, una gran parte del día se les va en tareas manuales como llenar documentación, actualizando informes o aprobando planes de trabajo. La inteligencia artificial puede automatizar todas estas tareas y así podrán concentrarse en lo que realmente vale: alcanzar objetivos de negocio y mejorar su liderazgo”, cuenta Helen Poitevin, la VP de Research de Gartner en el mismo informe. 

Ana Paola Testa, a cargo del área de Recruting del proveedor tecnológico Everis, enumera otras ventajas. “La automatización opera, esencialmente, sobre el tiempo y los costos de las empresas, sumado a que la inteligencia artificial da la posibilidad de aprender mientras opera, de procesar gran cantidad de información a una velocidad asombrosa y de realizar predicciones con cada vez mayor grado de certeza”, explica a El Cronista. 

Para los altos ejecutivos implicará aprender nuevas competencias para manejar tecnologías nuevas y también rediseñar sus propios cargos para los nuevos desafíos del futuro. “Los cargos directivos deberán alinearse al nuevo enfoque de liderazgo del siglo 21, con competencias y conocimientos necesarios para liderar un entorno volátil, incierto, complejo y ambiguo. Todo eso no implica un reemplazo del hombre por la tecnología sino encontrar la dimensión humana para sacar un mejor provecho”, define Dolores Rico, gerente senior de Capital Humano de la consultora Deloitte. 

Silvina Uviz D'Agostino, directora de Recursos Humanos de Microsoft Argentina amplía esa perspectiva y recuerda que la Inteligencia Artificial no es un fantasma al que temer sino una herramienta para potenciar el negocio. “Hay que desmitificar que la Inteligencia Artificial es algo negativo sino más bien todo lo contrario. Hay que ver cómo nos prepararnos para entender todo lo que la tecnología puede hacer por nosotros para mejorar y optimizar el trabajo que hacemos dia a dia.”  

Por caso, Gustavo Aguilera, director de Capital Humano y Right Management de ManpowerGroup Argentina, comenta que las nuevas habilidades no reemplazarán necesariamente a las que tradicionalmente fueron necesarias para ocupar la "silla caliente". Y agrega: "El liderazgo digital no consiste en reemplazar todos los atributos de efectividad del liderazgo base. En cambio, se aplica la regla 80/20. El 80 por ciento de las competencias y facilitadores que siempre han hecho que los líderes sean efectivos se mantienen iguales. El otro 20 por ciento se compone de las capacidades que antes no eran tan necesarias, pero que ahora resultan esenciales para líderes modernos y del futuro.

El mercado de la Inteligencia Artificial vale actualmente unos u$s 4.060 millones pero la consultora Allied Market Research calcula que para 2025 podría multiplicarse hasta llegar a los u$s 169.000 millones, en parte gracias al impulso que tendrán estas tecnologías en los ambientes laborales y también de cara al cliente. La Argentina ya tiene algunos ejemplos de esto: la startup local Oh What a Chat se especializa en implementaciones de chatbots, la herramienta de IA más popular en la actualidad. Ya facturan u$s 20.000 por mes y sus principales clientes son empresas de retail y también de e-Commerce. 

La hora de la diversidad

La oportunidad no está solamente para los puestos ejecutivos sino también en ampliar la diversidad de las empresas, algo que los expertos dicen mejora la productividad de las empresas. De hecho, cifras del mismo informe marcan que cuando se elige a postulantes con algún tipo de discapacidad la rotación baja y la retención de empleados sube hasta 89%; la productividad sube 72% y las ganancias experimentan un pico de hasta 29%. 

La Inteligencia Artificial podría mejorar los indicadores de las empresas argentinas porque habilita la incorporación de soluciones que asisten a personas con movilidad o visibilidad reducida a incorporarse a posiciones de liderazgo. Algunos restaurantes, por ejemplo, ya están liderando la iniciativa incorporando robots manejados por IA para que empleados paralizados de la cintura para abajo puedan manejarlos de forma remota. 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas

Shopping