*

Negocios

Fusión Telecom-Cablevisión: quién gana, quién pierde y cómo queda el mercado

El día después de la decisión oficial va camino a marcar un antes y un después para el negocio telco. Nuevos players y nuevos servicios. Por SEBASTIÁN DE TOMA - 22 de Diciembre 2017
Fusión Telecom-Cablevisión: quién gana, quién pierde y cómo queda el mercado

Ayer el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) aprobó la fusión entre Telecom y Cablevisión, a través de una resolución publicada hoy en el Boletín Oficial. La empresa fusionada, que tiene como accionistas el fondo de inversión Fintech (de la mano de David Martínez) y el Grupo Clarín, pasará a operar bajo el paraguas de Telecom. En este sentido, sus principales armas ejecutivas ya dieron el salto, entre ellos Carlos Moltini y Gonzalo Hita, ahora CEO y COO de la telco otrora de capitales italianos y franceses.

Ahora, todos los involucrados, entre ellos Cablevisión y Fibertel pero, además, los otros jugadores del sector, están esperando los próximos dos pasos del gobierno. Uno ya está planteado, se trata del análisis que tiene que realizar la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC) respecto a la legalidad o no de la fusión; y el otro es un decreto de Mauricio Macri permitiéndole a los players telco dar servicios de cuádruple play en todo el país (vía decreto 1340/16 y resolución modificatoria de Enacom, lo podrán hacer a partir de enero de 2018 en todas las ciudades del país, salvo en las más pequeñas o donde haya cooperativas, según señala Gustavo Fontanals), y para el resto tendrán que esperar a 2019) y además ingresar al negocio de TV satelital (algo que Telefónica reclama desde que salió el decreto 567/15 durante los primeros días del gobierno de Cambiemos).

¿Cómo queda el mercado?

La empresa fusionada tendrá para si el 42% del mercado de telefonía fija en el país, 34% del mobile, 56% de las conexiones a internet por banda ancha fija, 35% de la conectividad móvil y el 40% de la TV de pago, de acuerdo a lo que consigna el investigador Martín Becerra en el portal Letra P.

Además,  consigna el investigador, en 130 localidades argentinas donde había “dos compañías para competir en prestaciones de cuádruple play, ahora habrá una”, lo que producirá “una reducción de la competencia como efecto del movimiento concentrador del mercado”.

Consultado por INFOTECHNOLOGY, Becerra afirma que el escenario para el futuro cercano dependerá de si el presidente Macri decreta la habilitación para que las telcos, como Telefónica, puedan dar televisión satelital. “Vamos a un escenario donde, en los próximos meses,  tendremos servicios paquetizados de triple y cuádruple play, con Telecom mejor posicionada con redes más robustas --las de Fibertel—y con Telefónica que tendrá la posibilidad de dar TV satelital de pago.”

La Enacom, argumenta el especialista, puso condicionamientos en aquellos lugares donde quede una única oferta: Telecom deberá compartir su infraestructura. “Hay que esperar a ver si la CNDC amplia estos condicionamientos y exige  desinversión, la venta de alguna de sus redes, una hipótesis que podría interesarle a Telefónica y, claro, a los actores regionales o locales de mediano mediano”, dice Becerra. “Todo esto depende de una seguidilla de acciones que el visto bueno de ayer habilitan pero aún no han sido tomadas.” Por su parte, y en el mismo sentido, el investigador Santiago Marino menciona que la CNDC tiene antecedentes para no aprobar la fusión (el caso Prisma), pero que él estima que saldrá de cualquier manera.

El consultor Enrique Carrier argumenta, respecto a la posibilidad de que Telecom tenga que vender parte de sus redes, que esto en la práctica no resulta tan sencillo o conveniente. “Las soluciones teóricas hay que verlas frente a las realidades del mercado”, sentencia. “En Córdoba, donde tanto Fibertel como Arnet tienen redes, si los obligan a vender la que ofrecerán será la más vieja. Esta sería mas costosa de poner el día y el posible comprador se va a preguntar ‘¿para qué invertir tanto dinero?’.”

Otra alternativa que plantea Carrier es la desagregación, es decir, que un tercero opere sobre la red física del otro (similar a cómo hoy funcionan el esquema de Operadores Móviles Virtuales).”Estos modelos funcionaron en algún momento en Europa pero, a escala tecnológica, es complejo. Es similar a como el servicio de internet ADSL, cuando uno daba el servicio pero cuando uno se quejaba culpaba al dueño de la red.”

Respecto a compartir la infraestructura, Carrier puntualiza que se trata de la “pasiva, es decir, ductos, terrazas, caños, pero no lo electrónico, no los cables”. Así, dice, podría incentivarse el despliegue de una red alternativa con una inversión menor, algo que podría envalentonar a posibles competidores. “El otro punto a tener en cuenta es cómo regular la posición dominante. Lo que se puede hacer es obligar al operador a brindar la misma tarifa, promociones y descuentos que ofrecen donde sí tienen competencia, como en el AMBA”, comenta el consultor. “En el país ya hay muchísimas zonas donde solo hay un único proveedor, en el Gran Buenos Aires ya ocurre. El problema es que crear competencia no es fácil. No es por nada que tanto Telefónica como Claro están tirando fibra óptica --en su mayor parte-- en el Gran Buenos Aires, donde no tienen tanta competencia, y recién después van a entrar a CABA a pelear mano a mano.”

El lugar de las cooperativas

Desde la Cámara de Cooperativas de Telecomunicaciones (Catel), Ariel Fernández Alvarado (su presidente y gerente general de TelViso) dice que este avance en la fusión “no es una sorpresa” por lo que ellos se venían preparando desde hace dos años, no solo desde la estrategia mobile sino también para el cuádruple play. “Esperábamos tener más tiempo, más que nada para la paquetización que se viene, pero no estuvimos de brazos cruzados.”

Respecto a la posición dominante, el empresario Pyme no se opone a la concentración pero si comenta que debe haber reglas claras y que estas reglas deben cumplirse. “El gobierno tiene la oportunidad de demostrar que las reglas se hacen para ser cumplidas”, señala. Y en relación con la posibilidad que puede abrirse para las cooperativas y Pyme en aquellos lugares donde solo haya una única oferta, Fernández Alvarado dice que las ofertas que están generando desde el cooperativismo son nacionales (se refiere, por ejemplo, a la oferta de telecomunicaciones móviles que han anunciado hace pocos días, a partir de un acuerdo con Telefónica, tal como se cuenta acá). “Veo en el futuro a las cooperativas dando una oferta nacional. Como esta fusión va a concentrar la inversión de los grandes jugadores en los centros urbanos más importantes, el gobierno tendrá que apostar a las cooperativas y Pyme para que desarrollen las telecomunicaciones en el interior.”

Pendientes

Lo único concreto, dicen fuentes del sector cercanas al resto de los players bajo el amparo del off the record, es que la Enacom aprobó la fusión y que hay “un único jugador que está en condiciones de dar el cuádruple play y el resto no puede”. El resto, la aprobación de la TV satelital, por ejemplo, “por ahora son solo trascendidos, es una promesa o rumor que viene dando vuelta hace dos años”.

Incluso la devolución del espectro (80 mhz sobre los 140 permitidos) --tal como cuenta EL CRONISTA--, es un misterio. “Hay que ver cómo se da”, dice la misma fuente. “Debería ocurrir dentro de dos años pero se ha planteado la posibilidad de que antes de eso se amplié la cantidad de espectro permitida para cada telco. Hay que evitar una situación de ventaja competitiva.”

Desde la CNDC, conducida por Esteban Grecco, no dan precisiones. “No podemos decir nada, sería prejuzgar.” Si admiten estar trabajando y cuentan que los 45 días hábiles correrán recién cuando Telecom entregue el “Formulario 2, para operaciones complejas”. Además, anticipan, el tiempo dejará de correr cada vez que la comisión le solicite a la empresa nueva información.

Desde el interior de Enacom, una fuente en off dice que la autorización para que las telcos den TV satelital de pago va a salir “en los próximos días, antes de que termine el año”, pero se guarda de afirmarlo. “Es mi opinión personal, pero seguro que sale”, dice.

Mientras tanto, desde Telecom dicen que no tienen declaraciones para hacer más allá de que es “un paso a la intención de la empresa de fusionarse”. Comentan que los planes de cuádruple play son, por ahora, provisionales y que, en lo inmediato, no habrá grandes cambios.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

10 Comentarios

Woll Lezcano Reportar Responder

MEGA MONOPOLIO

RRF23935 Reportar Responder

¿ Quienes ganan y quienes pierden ? No hay que ser muy inteligente para saberlo. SIEMPRE GANAN ELLOS .

miguel Ramirez Reportar Responder

CLARO no juega en este tema, lo dudo.

Luis Blazquez Reportar Responder

Continúo ... Estoy a favor del actual gobierno, pero no a nada que elimine la sana competencia ya que terminarán cobrando lo que se les cante ... Cordiales saludos.

Luis Blazquez Reportar Responder

Pierde el consumidor debido a que se transforma en un monopolio ... El problema se agrava porque el estado no protege a los consumidores de los monopolios ( Ej: M.Libre, comisiones abusivas 11 y 19%, monopolio de envíos ó "castigan" a vendedores).

Mati Stuyck Reportar Responder

Y la televisión satelital de CLARO ?

Rodolfo Sotz Reportar Responder

el problema de los monopolios, es que corren una carrera solos, y salen segundos...!

Adolfo Garcia Reportar Responder

Ganan las dos empresas, pierden los usuarios, el mercado queda super concentrado. A llorar a la iglesia.

James Naranja Reportar Responder

Dos empresas a la defensiva. La cantidad de abonados de la television x cable y de la telefonía fija caen año a año. Lo único interesante es la infraestructura de internet.

Emilio Gaviria Reportar Responder

Monopolio. Sueño y realidad de las empresas.

Notas Relacionadas