*

Negocios

Cómo la convertibilidad también generó un nuevo "corralito"

Una maniobra que involucra la paridad del dólar-cripto generó tensión en los mercados. Qué paso.

17 de Octubre 2018
Cómo la convertibilidad también generó un nuevo "corralito"

La semana pasada explotó la “burbuja” de Tether, una de las tokens más polémicas del ecosistema cripto de los últimos años. Esta moneda prometía paridad con el dólar pero terminó generando una corrida y hasta una suerte de “corralito”, antes de recuperarse a principios de esta semana. ¿Qué pasó?

La historia comienza con Bitfinex, uno de los exchanges más grandes de cripto del mundo. Ante la imposibilidad de operar con bancos que manejan dólares, Bitfinex, había creado una pseudomoneda, el "Tether", que teóricamente equivalía a un dólar, para poder seguir operando. Este token, que se utiliza en el 50% de las operaciones de compraventa de bitcoins del mundo, estaba en este exchange fuertemente atado al precio de las demás cripto. La forma en que funcionaría el Tether, es que la compañía que los “emite” guarde un dólar por cada unidad de la token emitida, ya que los usuarios operan a través de esos tokens intercambiables por billete dólar.

Sin embargo, el exchange se viene negando sistemáticamente a someterse a una auditoría para demostrar que, efectivamente, guarda todo ese dinero en efectivo. Para peor, en sus condiciones de uso afirmaban que "no están obligados" a cambiar los Tethers por dólares reales cuando alguien quisiera retirar los beneficios. Aun así, la paridad se mantenía con mayor o menor dificultad. Pero la primera señal de la crisis ocurrió el sábado, cuando Bitfinex suspendió los ingresos de dólares tras descubrirse que tenía una cuenta en una filial de HSBC, lo que pondría en riesgo a la entidad británica ante la falta de controles de blanqueo. Tras hacerse público, la entidad decidió paralizar de inmediato las operaciones de la casa de cambio. Así, cualquier posibilidad de que los usuarios de Bitfinex retiraran dinero  fiat papel quedó anulada definitivamente, en una suerte de “criptocorralito”.

Eso generó que muchos usuarios salgan a comprar bitcoins para venderlos en otras casas de cambio que operen con dólares. El efecto fue inmediato y el Tether cayó a 85 centavos por dólar ante una avalancha de ventas, mientras que el precio de los bitcoins en Tethers se disparó.

En todos los exchanges que aceptaba Tethers, como Bitfinex, Poloniex o Nearex, los precios de la criptomoneda fueron 500 “dólares” más altos que los de las casas que operan con dólares fiat tradicionales, según la tabla de precios de CryptoCompare. Más de 7.000 bitcoins -unos 44 millones de dólares, o 49 millones de Tethers- fueron retirados de Bitfinex durante esa fatídica jornada.

¿Todo vuelve a la normalidad?


Bitfinex aseguró a los clientes que pronto se dispondría de una alternativa. Y la plataforma confirmó al día siguiente que una nueva entidad reemplazaría al HSBC. Sin embargo, la naturaleza opaca de la declaración, y el extraño lenguaje en el que estaba formulada, generó más preguntas que respuestas.

“Hoy introduciremos un nuevo, mejorado y cada vez más resistente sistema de depósito de fiat para el envío de monedas de fiat a Bitfinex”, comenzó el artículo en el blog. “Este nuevo proceso permitirá una vez más a los usuarios verificados por KYC (Conozca a Su Cliente) de todo el mundo iniciar depósitos en USD, GBP, JPY y EUR”.

La plataforma procedió a describir un proceso complejo por el cual los clientes deben depositar un mínimo de $10,000 de moneda fiduciaria de ahora en adelante. Esto implica crear una solicitud de depósito para indicar el interés, esperar hasta 48 horas para que Bitfinex la apruebe, enviar dinero a la cuenta bancaria y, a continuación, esperar de seis a diez días para que los fondos se liquiden. La competencia, como Coinbase, tarda una media de tres a cinco días en compensar las transferencias bancarias.

Mientras tanto, el precio de Tether sigue oscilando en torno a los US$ 0.97 y parece que volver a tocar su precio natural de US$ 1 va a costar más de lo que parecía.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas

Shopping