*

Labs

Los 6 pasos del ex rector de Harvard para ganarle al coronavirus en 10 semanas sin matar la economía

La receta del éxito de Trump: este doctor hizo seis recomendaciones para que Estados Unidos esté libre de coronavirus a principios de junio

02 de Abril 2020
Los 6 pasos del ex rector de Harvard para ganarle al coronavirus en 10 semanas sin matar la economía

Harvey V. Fineberg es un médico estadounidense con una alarga trayectoria: trabajó en la OMS como médico al que los expertos consultaron, fue decano de Harvard de la carrera de salud, entre otros de cientos de logros.

En New England Journal of Medicine, escribió un artículo que tituló “Diez semanas para aplastar la curva”. “El presidente dice que estamos en guerra. Es una guerra tenemos que ganar”, escribió.

El médico recomienda una campaña para “erradicar” el COVID-19 en los Estados Unidos. “El fin es no es aplanar la curva, sino aplastarla. China hizo esto en Wuhan. Podemos hacerlo en 10 semanas”.

Según Fineberg, solo se necesita saber todo del enemigo: cuán rápido se mueve, cómo se propaga, dónde amenaza, cuál es su vulnerabilidad, entre otros variables.

Además, detalló seis pasos para movilizar y organizar la nación para vencer al COVID-19 en junio.

En el primer paso, recomendó “establecer un comando unido” y escribió directamente a Trump: le dijo que debería pedir a cada gobernador que designe un comandante estatal individual con autoridad estatal similar. Habló de la gran diversidad de Estados Unidos y de cómo difieren las etapas epidemiológicas y el tiempo de respuesta de cada lugar.

El segundo paso, escribió sobre “los tests masivos”: es necesario que se realicen millones de tests para todas las personas con síntomas. “Esta fue la clave del éxito en Corea del Sur”, explicó. “Sin pruebas de diagnóstico, no podemos rastrear el alcance del brote”, escribió refiriéndose a la importancia de los datos. Además, enfatizó la importancia de movilizar laboratorios de investigación para ayudar a realizar estos tests.

En tercer plano, habló de que el gobierno debe suministrar los equipamientos correspondientes para que no se contagien junto a sus pacientes. “No enviamos soldados a la guerra sin chalecos antibala”, comentó. “Los trabajadores de salud están en la primera línea de la guerra, no merecen menos”.

Como cuarto y quinto punto, habló de la población y de “diferenciarla en cinco grupos”: en infectados, quién supone que está infectado con síntomas, quién estuvo expuesto, quién no sabe si estuvo expuesto y, por último, quienes se han recuperado.

“Debemos actuar sobre la base de síntomas, exámenes, pruebas y exposiciones para identificar a los que pertenecen a cada uno de los primeros cuatro grupos”, escribió.

Inspirar al público y movilizarlo tiene un papel clave para que estén todos dispuestos a vencer  la pandemia: “Todos pueden ayudar a reducir el riesgo de exposición y apoyar a sus amigos y vecinos en este momento crítico. Después de que todos los trabajadores de la salud tengan las máscaras que necesitan, el Servicio Postal de los EEUU y las empresas privadas dispuestas pueden unirse para entregar máscaras quirúrgicas y desinfectantes para las manos a cada hogar estadounidense. Si todos usan una máscara quirúrgica fuera del hogar, aquellos que son presintomáticos e infectados tendrán menos probabilidades de transmitir la infección a otros”.

En el último punto, habló de la importancia de las investigaciones científicas y del aprendizaje en tiempo real: “Lo hicimos con el VIH. Ahora, necesitamos hacerlo más rápido con SARS-CoV-2”.

“Las decisiones para determinar la respuesta de salud pública y reiniciar la economía deben ser guiadas por la ciencia”, comentó.

“Si actuamos rápido, declararemos el 6 de junio como el día que América obtuvo la victoria contra el coronavirus”, concluyó su artículo.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas