Labs

La miocarditis podría empeorar con el COVID-19: cómo hay que cuidarse

Miocarditis: la enfermedad del corazón que preocupa a la comunidad médica internacional. Por qué el COVID-19 podría aseverarla, según un experto de Harvard. 

30 de Septiembre 2020
La miocarditis podría empeorar con el COVID-19: cómo hay que cuidarse

Por la pandemia global de COVID-19, millones de médicos de todo el mundo comenzaron a investigar las secuencias genéticas del SARS-CoV-2 para entender la propagación de la enfermedad. Recientes investigaciones sugieren que el coronavirus genera daños en el corazón y enfermedades cardíacas en personas recuperadas. En una columna en el medio estadounidense New York Times, Haider Warraich escribió sobre las consecuencias generadas por la enfermedad. Los datos emergentes muestran que algunos de los daños más potentes del virus se dirigen al corazón.

El doctor Warraich estudió en la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard y se recibió especializándose en cardiología. Según el experto, los recuperados de COVID-19 deben hacerse un checkeo inmediatamente con un cardiólogo. La investigación reveló que los recuperados contraen miocarditis asociada al coronavirus. “Miocarditis significa inflamación del músculo cardíaco. Algunos pacientes nunca se molestan por ello, pero para otros puede tener implicaciones graves”, explica Warraich.

“Hace poco traté a un paciente de COVID-19 a sus 50 años. Había estado en perfecto estado sin antecedentes de enfermedades graves. Cuando empezaron las fiebres y los dolores corporales, se encerró en su habitación. Pero en lugar de mejorar, su condición se deterioró y finalmente acumuló galones de líquido en sus piernas. Cuando llegó al hospital incapaz de respirar, no fueron sus pulmones los que lo habían empujado al borde del abismo, sino su corazón. Ahora lo estamos evaluando para ver si necesita un trasplante de corazón”, revela.

El doctor citó un estudio alemán que analiza cómo el SARS-CoV-2 afecta al corazón. En la investigación, los científicos estudiaron 100 individuos recuperados de COVID-19. La mayoría eran asintomáticos o tenían síntomas leves. A dos meses de recibir la prueba positiva de coronavirus, los investigadores realizaron resonancias magnéticas de sus corazones y descubrieron que casi el 80% de los recuperados tenía anomalías en el corazón. Además, el 60% tenía evidencia de miocarditis. Una miocarditis grave asociada a la enfermedad puede causar daño permanente en el corazón causando insuficiencia cardíaca.

“Aunque el estudio tiene algunos defectos y la importancia de sus hallazgos no se conocen completamente, dejó claro que en pacientes jóvenes, que aparentemente habían superado SARS-CoV-2, es bastante común que el corazón se vea afectado. Puede que sólo estemos viendo el comienzo del daño”, aclara el doctor.

Al día de hoy, los médicos no saben cómo la enfermedad causa miocarditis. Según el experto, no está en claro si el virus lesiona directamente al corazón o si la reacción inmune genera el daño.

“Desde el comienzo de la pandemia, ha quedado claro que las personas con enfermedades cardíacas o afecciones relacionadas como la diabetes o la presión arterial alta tienen un mayor riesgo”, escribe el doctor Warraich. “Los médicos e investigadores ya no deberían pensar en Covid-19 como una enfermedad de los pulmones sino como una que puede afectar cualquier parte del cuerpo, especialmente el corazón”, concluye.

Cómo seguirse cuidando de la enfermedad

Los especialistas coincidieron desde un primer momento que el virus se transmite principalmente a través de minúsculas partículas de no más de 0,005 milímetros que se esparcen cuando una persona infectada tose, estornuda o habla.

Debemos usar una mascarilla si salimos a la calle y además, distanciarnos socialmente para disminuir las posibilidades de propagar el virus.

  • Hay que lavarse las manos antes de ponerse el barbijo o tapabocas.
  • No toques el frente de la mascarilla cuando te la saques.
  • Lava y seca el tapabocas de tela a diario, y mantenelo en un lugar limpio y seco.
  • Mantené la distancia social establecida a pesar de tener puesto el barbijo.
  • Si estás en la calle, no te lo saques.
  • No te confíes por tener una falsa sensación de seguridad.
  • Recordá que los profesionales de salud tienen prioridad en cuanto al uso de barbijo N95.
Fuente: New York Times.


¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas