*

Labs

La Universidad de Cambridge confirmó que el virus no se originó en diciembre ni en Wuhan: qué descubrieron

Según Cambridge, el COVID-19 no se originó en Wuhan ni comenzó en diciembre.

20 de Abril 2020
La Universidad de Cambridge confirmó que el virus no se originó en diciembre ni en Wuhan: qué descubrieron

Según Cambridge, el COVID-19 no se originó en Wuhan ni comenzó en diciembre. La Universidad afirma que el brote comenzó en el mes de septiembre y que se originó en el sur de China.

Luego de analizar una gran cantidad de cepas provenientes de todo el mundo, estiman que el brote inicial tuvo lugar entre el 13 de septiembre y el 7 de diciembre de 2019.

Los científicos británicos y alemanes realizaron un estudio con materia fecal de murciélagos y llegaron a esta conclusión.

El virus mutó desde el mes de septiembre hasta diciembre, cuando pasó a ser contagioso de humano a humano. El genetista Peter Forster de la Universidad de Cambridge explicó: “El virus puede haber mutado hasta ser capaz de contagiar humanos pero pasó mucho tiempo encerrado en los organismos de murciélagos y otros animales”.

Seguirán investigando con murciélagos para determinar de dónde provino de manera certera.

“El virus comenzó a infectar a humanos entre septiembre y diciembre”, dijo. El equipo está formado por Peter Forster y colegas alemanes que trabajan en genética forense. Los investigadores esperan la ayuda de científicos chinos para continuar su análisis filogenético: un análisis que utiliza algoritmos matemáticos para realizar un seguimiento de la mutación del virus.

El equipo señaló que la propagación inició en el sur de China. “El SARS-CoV-2 comparte un 96% de genes con una cepa de coronavirus aislada por científicos chinos a partir de materia fecal de murciélagos en la provincia sudoccidental de Wuhan en el año 2013”, explica el estudio.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas