Labs

Este es el "truco esencial" para defenderse de todos los virus y las bacterias

Una reciente investigación de científicos españoles reveló que la grasa puede atrapar patógenos.

16 de Octubre 2020
Este es el "truco esencial" para defenderse de todos los virus y las bacterias

Por la pandemia global de COVID-19, millones de médicos de todo el mundo comenzaron a investigar las secuencias genéticas del SARS-CoV-2 para entender la propagación de la enfermedad. Una reciente investigación de científicos españoles reveló que la grasa puede atrapar patógenos.

El científico español Alberto Pol lleva más de 20 años estudiando cuerpos lipídicos, partículas de grasa dentro del interior celular y se encargan de suministrar la energía en las células. Los cuerpos lipídicos resguardan energía en forma de triglicéridos y ésteres de colesterol. Todos los organismos tienen una reserva lipídica.

El equipo de investigación del Instituto de Investigaciones Biomédicas August Pi i Sunyer (IDIBAPS), Barcelona descubrió este jueves que los cuerpos lipídicos son más que solo energía. Según el estudio, los cuerpos lipídicos son la primera línea de defensa frente a  parásitos, virus y bacterias. La publicación fue difundida a través de la revista Science. Alberto Pol lidera ese equipo.

Patógenos como virus, bacterias y parásitos van en busca de los cuerpos lipídicos para alimentarse de su energía. Las mitocondrias son las encargadas de “fabricar” la energía en las células y estas se unen a los cuerpos lipídicos para obtener combustible mediante las proteínas de anclaje, explica el medio EL PAÍS. Frente a una infección, los cuerpos lipídicos se separan de las mitocondrias, crecen y se multiplican y sus membranas se llenan de proteínas antimicrobianas, como la catelicidina. Esta última ataca agujereando las membranas de los patógenos para degradarlos. Por esta razón los cuerpos lipídicos actúan como primera línea de defensa.

Cómo se llevó a cabo el estudio

El foco de la investigación de Alberto Pol y su equipo estuvo en el proceso en macrófagos humanos o glóbulos blancos. Se dedicaron a ver a través de un microscopio cómo los cuerpos lipídicos atacan a la bacteria Escherichia coli.

“El cuerpo lipídico es como la despensa de nuestras células. Es donde guardamos los nutrientes para obtener la energía. Si tienes ratones en tu casa, ¿dónde pones las ratoneras? ¿En medio del comedor o en la despensa? En la despensa, porque ya sabes que los ratones van allí a comer”, cuenta Pol. “Nuestras células han aprendido a hacer lo mismo. Saben que el patógeno, ya sea un virus o una bacteria, necesita comer, necesita nutrientes y energía, y los va a ir a buscar donde los guardamos, que es el cuerpo lipídico, la despensa”, explica.

El equipo de investigación espera que este descubrimiento ayude a desarrollar nuevos tratamientos frente a virus y superbacterias. Alberto Pol y Marta Bosch son biólogos y desean que se puedan diseñar tratamientos para combatir virus y bacterias de enfermedades como hepatitis C, dengue, tuberculosis y la clamidia. También tratamientos frente al parásito de la malaria y la enfermedad del sueño: todos estos utilizan los cuerpos lipídicos para sobrevivir. “Una posible estrategia sería dirigir los antibióticos a los cuerpos lipídicos, para que sean más eficientes”, asegura Bosch.

Apenas se detecta un agente extraño, la célula comienza a fabricar catelicidina, una proteína de defensa. “Es difícil determinar el papel que estos hallazgos pueden desempeñar en el desarrollo de nuevos agentes antimicrobianos. El cuerpo humano tiene muchas herramientas, además del propio sistema inmune, para defenderse de los microorganismos, pero su eficacia es limitada para combatir patologías infecciosas”, advierte el microbiólogo Domingo Gargallo-Viola, presidente de la Asociación para el Descubrimiento de Nuevos Antibióticos en España frente al nuevo descubrimiento.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas