*

Labs

Coronavirus: cuántos respiradores artificiales hay en el país y por qué son tan importantes

Se trata de equipos costosos, escasos en todo el planeta, y que aparecen como uno de los grandes problemas en la lucha contra la pandemia.

30 de Marzo 2020
Coronavirus: cuántos respiradores artificiales hay en el país y por qué son tan importantes

La pandemia mundial de coronavirus COVID-19 genera preocupación en profesionales de la salud a partir, principalmente, de los escasos respiradores artificiales disponibles en todo el planeta.

Estos equipos, cuyo costo asciende a unos $ 800.000 en la Argentina, resultan una pieza vital para enfrentar a la pandemia para cuando esta alcance su pico en el país, situación que sería en los próximos quince días según adelantó el presidente Alberto Fernández.

Estos equipos resultan tan importantes debido a que en los casos más severos, el coronavirus causa un gran daño a los pulmones.

En diferentes partes del mundo, como por ejemplo Israel, profesionales de la salud ultiman los detalles para conseguir reemplazar los respiradores por otros dispositivos que puedan suplantarlos y sean más económicos.

El sistema inmunitario del cuerpo detecta esto y expande los vasos sanguíneos para que ingresen más células inmunes.

No obstante, este movimiento puede causar que el líquido ingrese a los pulmones, lo que complica la respiración y genera que bajen los niveles de oxígeno del cuerpo.

Para aliviar esta situación, los profesionales de la salud utilizan un ventilador de máquina para empujar el aire, con mayores niveles de oxígeno, hacia los pulmones.

Un grupo de argentinos usa impresión 3D para ayudar en la crisis

La pandemia mundial del coronavirus COVID-19 dejó en descubierto el problema de los escasos respiradores artificiales que existen en todos los países del planeta a raíz de sus elevados costos de construcción. De esa forma, desarrolladores y profesionales de la salud de todas partes del mundo iniciaron la búsqueda de alternativas para hacerle frente a este problema.

De esta forma, los respiradores artificiales, también denominados ‘ventiladores’, se hacen cargo del proceso de respiración del cuerpo cuando la enfermedad causó que los pulmones fallen.

Esto le brinda a cada uno de los pacientes mayor cantidad de tiempo para combatir la infección y recuperarse.

Los respiradores también poseen un humidificador, que agrega calor y humedad al aire médico para que coincida con la temperatura corporal del paciente.

Asimismo, los pacientes reciben una serie de medicamentos con el objetivo de relajar los músculos respiratorios y que la máquina pueda regular completamente su respiración.

Los pacientes que padecen síntomas más leves, pueden recibir ventilación usando mascarillas, máscaras nasales o boquillas que permiten que el aire presurizado o, incluso, distintas mezclas de gases puedan ser empujados hacia los pulmones.

Cómo es el respirador rosarino low cost y "nac and pop" que cuesta 90% menos que los privados

La Universidad Nacional de Rosario asumió un compromiso activo para enfrentar la pandemia del coronavirus y anunció que desarrollarán y financiarán la producción de respiradores artificiales de bajo costo destinados exclusivamente a pacientes con dicha enfermedad.

En tanto, en las campanas, donde se bombea oxígeno presurizado a través de una válvula, también se usan de forma común para tratar a pacientes con Covid-19, en parte porque reducen el riesgo de transmisión del virus por el aire de las gotitas en el aliento.

Estos equipos se conocen como ventilación "no invasiva", ya que no se requieren tubos internos.

A tener muy en cuenta

Los especialistas subrayan que los respiradores artificiales solo deben ser manipulados por médicos.

Porque si bien muchas personas pueden tener conocimiento sobre diferentes tipos de respiradores, en realidad no saben cómo utilizar de forma correcta equipos de este tipo.

Las camas

Junto con los respiradores son otro de los elementos más buscados por los profesionales de la salud para combatir el COVID en las situaciones más complicadas.

Qué pasa en la Argentina

Los respiradores artificiales se convirtieron hasta el momento en el principal elemento que poseen los médicos para combatir el virus, sobretodo en aquellos pulmones de pacientes más críticos.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS) cerca del 80% de las personas con COVID-19 -la enfermedad causada por el coronavirus-, tienen síntomas gripales leves y se recuperan sin necesidad de tratamiento hospitalario.

Además, existirá un 15% que presentarán formas con neumonía y un 5% exhibirá versiones más graves y cuadros severos del COVID-19. Según la entidad, en el 1% se podrá llevar al paciente a la muerte.

Situación en Argentina

El presidente Alberto Fernández anticipó a los medios de comunicación que la mayor cantidad de contagios que tendrá Argentina será entre el 1 y 15 de mayo próximos. Y que para ese momento hay que tener todas las camas y respiradores que hagan falta".

Según estimaciones oficiales, en nuestro país existen apenas 8.500 camas con respiradores, por lo que el Gobierno busca dotarse de otros 1.500 en las próximas semanas.

Si bien la cantidad de camas fue definida como “suficiente” por las autoridades, el gran problema surge porque el 80% de esas camas con respiradores ya se encuentran ocupadas con pacientes que poseen otro tipo de patologías.

Por tal motivo, el Gobierno ordenó que en hospitales públicos y en clínicas privadas, las cirugías programadas deberán esperar unos meses hasta tanto el país supere la pandemia.

Próximos pasos

El ministro de Salud, Ginés González García, confirmó que la cartera que dirige compró todos los respiradores disponibles en el mercado y adelantó que ya está en contacto con las tres fábricas de respiradores en la Argentina. “Toda su producción será adquirida en los próximos dos meses, a razón de 130 por semana”, confirmó.

Por otro lado, el funcionario puntualizó que China está donando respiradores artificiales, y que empresarios privados harán una donación importante para adquirir más unidades.

En ese contexto, el presidente Fernández planea enviar una carta al presidente chino Xi Jinping, pidiéndole el envío de 1.500 respiradores al país como medida de refuerzo ante un posible masivo contagio de COVID-19.



¿Te gustó la nota?

Notas Relacionadas