*

Gadgets

La solución definitiva para transformar tu smartphone en tu nueva PC

Ideal para utilizar en casos de emergencia como, por ejemplo, la rotura de tu computadora de escritorio durante la cuarentena. ¿De qué se trata?

19 de Junio 2020
La solución definitiva para transformar tu smartphone en tu nueva PC

La pandemia global de coronavirus COVID-19 generó que miles de personas debieran incrementar la cantidad de computadoras en su hogar para que cada uno de los integrantes de la familia pueda cumplir con sus obligaciones de estudio o trabajo.

No obstante, a partir de la intensificación de su uso, muchos usuarios también sufrieron la involuntaria rotura de sus computadoras de escritorio.

En el actual contexto de pandemia, y tras la erogación que significó comprar una nueva computadora en muchos casos, la posibilidad de renovar el dispositivo roto aparece como una quimera.

De todos modos, existen algunas soluciones impensadas tiempo atrás para atravesar este tipo de situaciones como, por ejemplo, convertir al smartphone en una computadora de escritorio.

La transformación

Actualmente, los teléfonos inteligentes ofrecen una potencia similar a la de una computadora de escritorio y su capacidad de interacción también se encuentra a la altura de estos dispositivos.

¿Qué se necesita para transformar un smartphone o tableta en una PC de escritorio?

En principio se necesita diferentes dispositivos. A saber, un monitor, un mouse, un teclado inalámbrico, y algunos cables conectores.

El primer paso es conectar el smartphone a la pantalla que se utilizará para trabajar, la cual aparece como un elemento indispensable para alcanzar una experiencia visual superlativa y brindar la sensación de trabajar en un escritorio.

La forma más simple y conveniente para conectar el smartphone a la pantalla es mediante el uso de un Chromecast si se posee un smartphone Android o un dispositivo Apple TV, en caso de contar con dispositivos iOS.

Actualmente, un Chromecast es la solución más compatible entre los smartphones Android. No obstante, también es posible utilizar la función de espejo de pantalla (Screen Mirror) de Android para proyectar la pantalla de tu teléfono a la pantalla externa/TV conectada.

En el caso de contar con un dispositivo con sistema operativo iOS, se necesita utilizar un Apple TV y aprovechar la función AirPlay, activando simplemente la función de espejo de pantalla en el Centro de Control.

La latencia, el problema a vencer

Una vez reproducido nuestro celular en la pantalla, el problema a solucionar es la latencia, que puede complicar la reproducción de imágenes o videos y representa la única desventaja.

También existe la posibilidad de utilizar cables para evitar la latencia, pero aparece como una solución no tan conveniente.

Y esto se debe a los diferentes puertos de conexión que poseen los smartphones. En Apple, el puerto Lightning es hasta el momento el único estándar entre los dispositivos que usan el sistema operativo iOS.

En cambio, los smartphones que funcionan con Android modificaron lentamente el conector microUSB al nuevo formato USB Tipo C. Debido a la existencia de estos diferentes puertos, conseguir que un smartphone se conecte mediante un solo cable a una pantalla puede resultar una tarea más compleja.

Por ejemplo, si el usuario posee un smartphone Android con conexión USB de Tipo C, es posible que todavía tenga que comprar un adaptador si su pantalla externa no cuenta con un puerto USB de Tipo C.

Otra solución, es que el usuario utilice uno concentrador de adaptadores USB Tipo C que suelen venir con las nuevas computadoras portátiles. En ese caso, puede utilizarlo para conectarse a una pantalla externa mediante una conexión HDMI.

La pantalla espejo

Otro inconveniente puede ser que no todos los teléfonos inteligentes ofrecen la función de pantalla de espejo usando una conexión con cable.

Algo de esto ocurre con dispositivos como el LG V40, Google Pixel 3, y OnePlus 6T, los cuáles no funcionan en absoluto usando este método.

Incluso, si el usuario posee un smartphone viejo con Android y puertos microUSB, usar un adaptador MHL (enlace de alta definición móvil, por su sigla en inglés) como conector no siempre funciona. ¿Por qué? Es factible que alguno de ellos ni siquiera sean compatibles con MHL.

En cambio, aquellos usuarios que tienen dispositivos iOS tienen la situación un poco más sencilla: usan un adaptador de Lightning a HDMI, y conectan fácilmente el dispositivo iOS al televisor o pantalla externa.

Lo ideal: experiencias de escritorio personalizadas (en algunos smartphones)

Algunos dispositivos recientes como, por ejemplo, la serie Samsung Galaxy S10 (y posteriores: S10+, Note S10 y Galaxy S20) o la serie Huawei Mate 20, poseen sus propias experiencias de escritorio personalizadas cuando se conectan a una pantalla externa.

El modo DeX Samsung, reorganiza la interfaz del celular

En estos casos, estos equipos no requieren ningún tipo de cable o base especial para acceder. Simplemente se conectan a tu pantalla externa, y listo, instantáneamente pasa a una versión de escritorio.

Además, a diferencia de la experiencia de espejo que ofrecen la mayoría de los dispositivos, estas experiencias similares a las del escritorio simulan de forma eficiente la sensación de interactuar con un sistema operativo de escritorio real, muy parecido a tener varias ventanas funcionando simultáneamente.

La solución de Huawei Mate 20

La conexión del mouse y el teclado

Para alcanzar esa experiencia de escritorio, los últimos accesorios a conectar son un mouse y un teclado.

Es aconsejable usar teclados que permiten una conexión Bluetooth directa y no aquellos que necesitan de un receptor USB extra.

Para los smartphones Android, el proceso de conexión no es diferente al de las computadoras portátiles y de escritorio.

En cambio, si bien no se puede conectar ningún tipo de mouse a un iPhone, los teclados Bluetooth no son un problema para los usuarios con dispositivos iOS.

La solución para estos casos es ir “por el camino de los cables”. No obstante, el usuario deberá adquirir adaptadores adicionales, incluyendo un concentrador USB para conectar el mouse y el teclado simultáneamente.

En este caso, una vez más, el proceso es considerablemente más simple con smartphones que utilizan el sistema operativo Android.



¿Te gustó la nota?

Notas Relacionadas