Entreprenerds

Son argentinos y crearon una plataforma para organizar mejor las jornadas laborales: planean facturar $ 3 M

Se trata de Fichap, una herramienta que permite gestionar equipos de trabajar, relevar espacios y horarios de cada jornada. Historia, diferenciales y expectativas.

17 de Julio 2020
Son argentinos y crearon una plataforma para organizar mejor las jornadas laborales: planean facturar $ 3 M

La pandemia global de coronavirus COVID 19 generó que miles de empresas agudizaran su ingenio para lanzar nuevos servicios y productos que les permitiera evitar resignar el mayor porcentaje posible de sus ingresos a raíz de las medidas de aislamiento social dispuestas por el Gobierno para prevenir el contagio del virus.

También a partir de la pandemia, el teletrabajo ganó la escena y la normalidad y rutinas diarias de trabajo se modificaron: cambió el lugar físico de trabajo, los horarios laborales se corrieron y los trabajadores y empleadores debieron enfrentarse a nuevas realidades.

En este contexto, tomó una especial relevancia una plataforma como Fichap, plataforma creada por Lucas Mailland, Joaquín Cahíza y Gonzalo Soaje Pinto, tres jóvenes emprendedores argentinos que decidieron crear una solución que agilizara la gestión de equipos de trabajo, organizara y relevara el tema de espacios y horarios de cada jornada laboral.

Mailland, fundador y CEO de Fichap, estudió Ciencias Políticas en la UCES pero se especializó en programación y coordinación de equipos digitales, trabajando en este rubro durante muchos años en el sector público.

Soaje Pinto, de 35 años, y es administrador con un MBA en el Instituto Argentino de la Empresa (IAE). Socio fundador de Fichap y encargado de las finanzas de la empresa (CFO).

En tanto, Joaquín Cahíza, de 29, es administrador de empresas egresado en la UBA. Actualmente se encarga de la venta y comercialización de Fichap.

Lucas Mailland (CEO), Soaje Pinto (CFO), y Joaquín Cahíza (ventas) de Fichap

Sus creadores definen a Fichap como una plataforma de gestión de equipos de trabajo y una herramienta que tiene como objetivo garantizar la claridad en la organización, de la forma más efectiva posible, tanto para los trabajadores como para empleadores y líderes de empresas, ya sean grandes corporaciones, oficinas públicas o bien pymes y emprendimientos pequeños.

El contexto actual

La iniciativa tomó también otra dimensión en el transcurso de las últimas semanas, cuando comenzó el tratamiento en el Congreso del proyecto de Ley de Teletrabajo.

El debate trajo a la luz algunos aspectos acerca de las formas de trabajo que fueron adoptadas después de tres meses de trabajo remoto.

Si bien una parte de la sociedad aún concurre a los lugares de trabajo, en rubros como el alimenticio o quienes trabajan en instituciones de salud, la mayoría de los empleados se encontró con un nuevo formato de home-office permanente.

Si bien muchas empresas ya habían iniciado previamente su transformación a este tipo de formatos, con una presencia flexible y nuevas formas de organización, aún se carecía de reglas claras y algunas firmas hasta dudaban de la posible pérdida de productividad.

Como toda restructuración, el cambio de escenario trajo consigo aparejada la necesidad de adaptar ciertas herramientas, que se volvieron obsoletas en el actual contexto.

Una de ellas es el tradicional método de “fichaje”, que perdió sentido en esta nueva normalidad.

Además de verse afectados y distorsionados los horarios de trabajo y los quehaceres cotidianos, otro conflicto que surgió con la adopción del trabajo virtual fue la organización de los equipos de trabajo y la gestión de roles y funciones.

Sus orígenes de Fichap

"Nació hace un año y medio con una idea que surge a raíz de la problemática de un cliente, una empresa de limpieza que limpiaba todos los días las sucursales de Sportclub. El problema que tenía era que los trabajadores se “cubrían” entre sí y, si tenían que ir 10, mandaban a 3 y fichaban por los demás", comentó Mailland, en diálogo con Infotechnology.

La portada de inicio en móviles

Según el emprendedor, "las sucursales de los gimnasios se quejaban por el servicio, y el dueño de la empresa de limpieza no sabía cómo regular este conflicto".

"Se me ocurrió crear una app que marque la fichada, en un lugar y una hora determinada, y cuando se iba lo mismo, pero incluir un trackeo de ubicación en los casos en que, por ejemplo, tenían que ir de una sucursal a otra, entonces el empleador puede tener un relevamiento del recorrido que cada empleado hace durante la jornada de trabajo", precisó.

Mailland conoció a Soaje Pinto trabajando, entre 2013 y 2015, en distintas áreas del Gobierno. "Él manejaba temas financieros y yo tecnológicos. Era un gran compañero de trabajo y ahí nos hicimos amigos, aún cuando ambos cambiamos de trabajo. Durante todo el año pasado nos empezamos a juntar, después de que yo le contara la idea de Fichap", detalló el CEO.

En tanto, a Cahíza ambos emprendedores lo conocieron en el co-work donde hacían base para trabajar en el proyecto de Fichap. "Él estaba trabajando en otra empresa, una Fintech. Empezamos a hablar y hubo buena onda, y en un momento le contamos sobre la empresa y le gustó el producto, además de que ya nos llevábamos bien. Después de un tiempo directamente tomó la decisión y se sumó como socio al proyecto", añadió Mailland.

Los primeros pasos y la tecnología de Fichap

"La inversión inicial fue sobre todo el trabajo en el desarrollo y diseño del sistema. En cuanto a lo tangible, recibieron una inversión de “friends&family” de unos US$ 25.000, que resultó imprescindible para la comercialización y el crecimiento del equipo", detalló Soaje Pinto.

"El código está escrito en Node.js, un Framework moderno de JavaScript, utilizando bases de datos no relacionales: Mongo.DB. Las APPs fueron desarrolladas en React Native y cuentan con inteligencia artificial a través del reconocimiento facial para verificar la identidad de las personas. La arquitectura actual de Fichap está dispuesta en micro-servicios para lograr un funcionamiento óptimo y un alto nivel de seguridad. Utilizamos Amazon Web Services para alojar nuestra tecnología", añadió.

El objetivo de la plataforma

El tradicional “fichado” de las oficinas, olvidado en muchos casos por el nuevo contexto perdió vigencia hace tiempo. Desde la llegada del trabajo por objetivos, los horarios flexibles de las empresas modernas y formas remotas de trabajo, el relevamiento de la jornada laboral se tornó más complejo.

Si bien ya se trataba de un problema el hecho de no tener registro de las jornadas laborales, durante la pandemia y las medidas de aislamiento obligatorio, los tiempos de trabajo se transformaron aún más.

Los emprendedores destacaron que Fichap brinda un espacio de relevamiento útil para los empleadores y para los empleados, donde se registra la jornada y los espacios de trabajo de cada persona que forma parte de un equipo.

“Fichap es mucho más que un fichero, no es solo un relevamiento de entradas y salidas de la jornada laboral, sino que le entrega al empleador un informe completo que brinda la información suficiente para analizar el rendimiento de cada trabajador, realizar los recibos de sueldos y organizar turnos y modalidades de trabajo”, detalló Mailland.

La solución fue pensada para que pueda ser utilizada por grandes empresas del rubro de la gastronomía y de la construcción, y hasta pequeños municipios., y diferentes equipos de trabajo.

La idea es que mediante el uso de Fichap los diferentes equipos de trabajo puedan organizarse y tener una comunicación más clara y fluida.

Los diferenciales

Actualmente los usuarios de Fichap ascienden a 5000 aproximadamente. Desde pequeños negocios hasta empresas multinacionales y el sector público.

"Al trabajar totalmente en la nube, el diferencial es que con tan solo la descarga de la app en cualquier dispositivo, celular o tablet, ya se puede acceder a la plataforma y a todas las herramientas, evitando las inversiones en equipos biométricos, que son muy caros", comentó Cahíza.

Si bien en el mundo existen diversas plataformas de control digital de las jornadas laborales, Mailland puntualizó que Fichap en realidad ofrece un amplio abanico de herramientas, que se adapta a las necesidades de cada compañía.

El emprendedor detalló que "con una simple foto, ya se puede registrar en ingreso y salida y la geolocalización en tiempo real". "Además registramos novedades, horas extra, notificaciones, horas totales. En cualquier momento del mes se pueden descargar reportes que sirven por ejemplo para la liquidación de sueldos. Otro diferencial es que se trata de un desarrollo ciento por ciento nacional”, añadió.

Las piedras en el camino

"El primer desafío fue encontrar a los desarrolladores que nos acompañaran en el proceso. Después, una vez desarrollada la tecnología, lo central fue resolver el tema de que una persona esté realmente en el lugar que dice estar en determinado horario. De este asunto, nos surgieron problemas secundarios que tuvimos que resolver", remarcó Mailland.

El emprendedor contó que "una vez con los primeros clientes, fuimos descubriendo errores en la plataforma y corrigiendolos, con lo que implica darle solución a problemas mientras los clientes usan la plataforma".

"Fue clave la participación de estos primeros clientes que más que nada nos ayudaron a corregir y descubrir esas fallas. Todos estos pasos fueron necesarios para lograr lo que hoy tenemos, que son muchísimas más funciones de lo que teníamos inicialmente", resaltó.

El desarrollo del proyecto demandó desde la idea original hasta su implementación aproximadamente un año y medio.

Los próximos pasos

Los jóvenes son ambiciosos a partir de la calidad del producto. La proyección para este año es alcanzar una facturación de 3 millones de pesos, con 300 clientes aproximadamente.

"Tuvimos algunos tropiezos por el tema de la pandemia y la crisis del COVID-19, pero después de algunos ajustes pudimos recuperar las ventas. Hoy en día estamos expandiéndonos hacia otros países y desarrollando la venta internacional del servicio, instalándonos en el mercado colombiano, uruguayo y bolivianos. Y en Centro América en Costa Rica y Panamá", remarcó Mailland.

"Nuestra idea es operativizar las cuentas desde Uruguay y para fin de año poder estar firmes en varios de estos países", agregó Soaje Pinto.

Para los próximos 5 años, la perspectiva de los emprendedores es instalarse como un referente en la tecnología de los recursos humanos, tanto en la región como en España.

"En América latina, la digitalización de las empresas está muy atrasada, y es necesaria para mejorar la productividad y la organización. La regionalización en ventas apunta a lograr unos 500 mil usuarios en nuestra plataforma, lo que representaría alcanzar una facturación anual de 10 millones de dólares", completó.

 



¿Te gustó la nota?

Notas Relacionadas