*

Entreprenerds

Checkars: un delivery de autos apoyado por grandes mentores de la industria

Es una plataforma de e-commerce pero para el sector automotriz. Cómo funciona y cómo se le puede sacar provecho.

Por FLORENCIA LENDOIRO - 19 de Octubre 2018
Checkars: un delivery de autos apoyado por grandes mentores de la industria

Desterrar el mito del vendedor engañoso de un auto usado y del sospechoso “joya nunca taxi”, sumar tecnología, evitar trámites y hasta el envío del vehículo a domicilio. Todo eso ofrece la nueva plataforma de e-commerce Checkars, que a solo tres meses de su lanzamiento ya vendió 60 vehículos y pretende aumentar las entregas un 50% en menos de dos años.

Checkars fue fundada por los dos jóvenes emprendedores Jaime Macaya (36) y Juan Cruz de la Rúa (28), ex directivos a cargo de la categoría de autos para Latinoamérica en el unicornio OLX. Estos empresarios trajeron el conocimiento del mercado que les sumó OLX pero crearon un negocio completamente diferente al de los clasificados. Macaya explicó que Checkars “es justamente la contracara de OLX o Mercado Libre, que en verdad funcionan como motores de llegada. Somos dueños de nuestro propio inventario de autos, ofrece a los clientes un certificado de cobertura mecánica, la gestión de todos los trámites de transferencia y hasta el delivery a domicilio. Además, se suma la posibilidad de devolver el auto y recuperar la inversión si el comprador no quedó conforme con el vehículo.

Para sumar experiencia y fondos para esta start up, Macaya relató que "al buscar inversores, sabíamos que hay smart money. No todo el capital es igual. Sumar apoyo de inversores con experiencia en el negocio, contactos en el mercado local y la posibilidad de que generen sinergia es incomparable", dijo. Así, tocó la puerta de Luis Ureta Sáenz Peña, ex CEO de Peugeot Citroën en Argentina y dos veces presidente de Adefa, la cámara que nuclea a las fabricantes de vehículos en el país. Ureta Sáenz Peña llegó de la mano de su hijo, que con un master en Innovación y Emprendedorismo de la Universidad de Stanford decidió apoyar a Checkars a través del fondo Kuantiq Investments. Ambos entraron en la primera ronda de financiación de inversores privados estratégicos que aportó u$s 1 millón. Los otros inversores también sumaron un amplio expertice. Arturo Simone, CEO de la importante RDA Renting, un experimentado administrador de flotas que aporta una solución estratégica para el negocio. Y Matías Recchia, CEO de la app Iguanafix, que mucho sabe de escalar compañías en internet y aportó para el desarrollo tecnológico del sitio.

Lo que importa es lo de adentro

Checkars posee un depósito propio en Boulogne, de 1.000 metros cuadrados donde tiene 30 autos en stock para la venta y 10 en pleno reacondicionamiento. Su modelo de negocio está inspirado en firmas que ya funcionan con mucho éxito en España, Francia, Estados Unidos y México, por ejemplo. En esos países, la venta de vehículos on line representa hasta el 70% del total del mercado.

La transparencia necesaria en este negocio es el valor agregado que Macaya asegura que tiene Checkars. La empresa ofrece a los clientes beneficios sin antecedentes en el mercado del usado como un certificado de cobertura mecánica por seis meses, la gestión de todos los trámites de transferencia y el delivery de autos a domicilio. Además, se suma la posibilidad de devolver el auto y recuperar la inversión si el comprador no quedó conforme.  Según Macaya, 16 personas compraron el auto íntegramente de forma virtual sin verlo en persona hasta la entrega.

Para generar confianza, la aplicación refleja una rigurosa inspección mecánica en 230 puntos en todos los autos de su catálogo y los reacondiciona para mantener su oferta siempre en excelente estado. “Las experiencias de compra y venta de usados online tienen un nivel de frustración importante que se pueden reducir con información y servicios. Mucha gente detecta un auto interesante por Internet pero después no lo encuentra en el mismo estado en que se muestra en la foto promocional. Sabemos que para poder brindar una buena experiencia de compra en el segmento de usados online es necesario llevar más tranquilidad a los compradores”, declaró Macaya.

El inventario total de autos usados de Checkars se compone hoy de más de 50 vehículos con menos de 7 años de antigüedad y menos de 100.000 Kms.  El tiempo promedio de entrega de un automóvil es de solo 4 o 5 días hábiles. Y para evitar los trámites personales en el Registro Automotor, la empresa ofrece una red de escribanías que el cliente solo debe visitar una vez. Al completarse todos los trámites 100% gestionados por personal de Checkars, el auto se entrega a domicilio con todos los papeles y habilitaciones, listo para rodar por la ciudad. Para mantener una alta satisfacción de parte del usuario, quien compre en Checkars y no esté conforme con la compra, tiene la oportunidad de devolver el vehículo a los 5 días y recuperar su inversión. “Las garantías y la posibilidad de devolver un auto son incentivos fundamentales para que el interesado se anime a comprar online en sitios seguros y reducir ese riesgo que siente al comprarle un auto usado a un particular que no conoce”, acotó Macaya. 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

4 Comentarios

J C Reportar Responder

Estandarizar la calidad en el mercado de autos usados me parece una excelente idea. Muy buena nota

allinone Reportar Responder

Vendi mi usado y compre su reemplazo a traves de la plataforma. La verdad que todo 10 puntos, los volveria a usar! Feliz con el juguete nuevo..

Camerun Camerun Reportar Responder

Quise venderles mi auto, primero te dan una oferta preliminar, luego lo revisan y dan una oferta ajustada. Los descuentos eran infernales, por arreglos que no le iban y le pusieron costos de 2 o 3 veces lo que realmente salen hacerlos.

Luis Oscar Perez Reportar

Nunca fue negocio entregarlos en la concesionaria, hay que vender y comprar. Gtia. es bueno ya que uno nunca está seguro de lo que compra, salvo que seas mecánico o tengas suerte.

Notas Relacionadas